Loading...

miércoles, 6 de enero de 2010

¡El Máximo Secreto de Hacer Dinero en la Historia!

¡El Máximo Secreto de Hacer Dinero en la Historia!
Por Joe Vitale


Derechos Reservados © 2003 por Joe Vitale. Todos los derechos reservados.
Todos los artículos por colaboradores son usados con su permiso.
Los autores de esos artículos retienen su derecho de autor.
Revisión por Jenny Meadows
Traducción por Sergio Hernández. H.
Esta publicación es diseñada para proveer información precisa en cuanto a la materia del tema cubierto. Es ofrecida con la comprensión de que el autor y el editor no están capacitados para dar servicio médico o psicológico. Este libro no está dirigido a ser un substituto de terapia o de consejo profesional.

NOTA:
Puedes distribuir este e-book gratis a quien desees. Para copias impresas reales de este libro, disponibles en formato de cubierta dura o blanda, por favor visita www.amazon.com o www.1stbooks.com o llama al 1-888-280-7715


Dedicatoria
Este libro está dedicado a John Harricharan, autor de best-sellers, consejero espiritual y querido amigo. Un hombre que ha dado libremente su vida entera.

Tabla De Contenidos
Introducción: El Poder de Dar
1. ¡El Máximo Secreto de Hacer Dinero en la Historia!
2. El Gran Secreto para Activar la Ley
3. La Gran Puerta de Atrás Secreta hacia la Riqueza
4. Ten Cuidado Con Esta Gran Trampa
5. Mi Gran Confesión
6. El Gran Hombre Que Regaló 30 Millones de Dólares
7. ¿Cuál es el Verdadero Dar? O, ¿Tienes Una "Mentalidad de Ecuación"?
8. ¡Muéstrame la Plata!
9. El Máximo Tratamiento Espiritual de Mente
10. Cómo Pensar como Dios
11. El error garrafal de Leo Buscaglia
12. ¿Lo Gratis Tiene Valor?
13. 47 Creencias Limitantes Acerca del Dinero ––Y Cómo Liberarlas Ahora Mismo
14. Iluminación por E-Mail, o, Cómo Hacer Realidad Tu Gran TUT
15. Cómo El Dar Condujo a $1,500,000
16. Una Ley Que Nunca Falla
17. Dar Realmente Conduce a Recibir
18. Dar y Recibir: Las Letras Pequeñas De Las Que Nadie Te habló
19. Cómo Conseguir Lo Que Quieres
20. Qué Dar Cuando No Tienes Nada De Dinero
21. Me Llevó 30 Años Aprender Este Secreto
22. Cómo Dar y el “Swiping” Condujo al Ingreso Pasivo
23. De Qué Manera Dando Hice De Un Libro Un #1 Best-Seller
24. El Principio De Dar Y El Fenómeno Hipnótico Del Intercambio
25. Por Qué El Dar Realmente Es Venta Oculta
26. La Pareja Que Creó Un Imperio Espiritual Libre de Deudas
27. Cómo Decirte Si Serás Rico
28. ¿Dónde Darás Hoy?
29. Los 3 Máximos Libros de Prosperidad de Todos los Tiempos
Sobre el Autor

“Si alguna vez hay una falta de clase alguna, si estás necesitando empleo, o dinero, u orientación, o incluso sanación, algo está bloqueando el flujo. Y el remedio más efectivo es: ¡Dar!”
Eric Butterworth, Economía Espiritual : El Proceso de la Prosperidad [Spiritual Economics: The Prosperity Process]

Introducción: El Poder de Dar

Una Introducción Por John Harricharan

Fue un día de un verano realmente caluroso hace muchos años atrás. Iba camino a tomar dos productos en la tienda de comestibles. En esos días, no era un visitante frecuente del supermercado porque nunca había considerado tener el dinero suficiente para comprar la comida de una semana entera de una vez.
Para que entiendas, mi joven esposa, después de una batalla trágica contra el cáncer, había muerto hace recién unos pocos meses atrás. No había seguro ––solamente varios gastos y una montaña de cuentas. Tuve un trabajo de medio tiempo, que escasamente generaba el dinero suficiente para alimentar a mis dos niñitos. Las cosas estaban mal ––realmente mal.
Y así es que fue ese día, con un corazón pesado y cuatro dólares en mi bolsillo, en que iba camino al supermercado a comprar un galón de leche y una barra de pan. Los niños tenían hambre y tenía que comprarles algo de comer. A medida que llegué a un semáforo en rojo, noté a mi derecha un joven, una joven y una niñita en el pasto junto a la calle. El sol abrasador del mediodía los golpeaba sin piedad.
El hombre sostenía un cartón que decía, "Trabajaré Por Comida". La mujer permanecía junto a él. Ella simplemente miraba fijamente a los autos detenidos en la luz roja. La hija, probablemente de unos dos años de edad, estaba sentada en el pasto sosteniendo una muñeca manca. Noté todo esto en los treinta segundos en que el semáforo se puso en verde.
Deseaba tan ardientemente darles unos cuantos dólares, pero si lo hacía, no quedaría suficiente para comprar la leche y el pan. Tenía sólo cuatro dólares. Mientras la luz cambiaba, los miré una última vez y me alejé velozmente sintiéndome culpable (por no ayudarlos) y triste (porque no me alcanzaba el dinero para compartirlo con ellos).
A medida que seguí conduciendo, no podía sacar la imagen de ellos de mi mente. Los ojos tristes y embrujadores del joven y su familia se quedaron conmigo por casi una milla. No podría ir muy lejos. Sentí su dolor y tenía que hacer algo al respecto a eso. Di la vuelta y regresé hacia donde los había visto.
Me detuve cerca de ellos y le di al hombre dos de mis cuatro dólares. Hubo lágrimas en sus ojos mientras él me agradecía. Sonreí y seguí mi rumbo hacia el supermercado. Quizá la leche y el pan están de oferta, pensé. ¿Y qué ocurre si sólo compro leche no más, o simplemente el pan? Pues bien, tendría que hacerlo.
Entré en el estacionamiento, todavía pensando en el incidente entero, pero sintiéndome bien de lo que había hecho. Mientras me salí del coche, mi pie se resbaló sobre algo en el pavimento. Allí a un lado de mis pies estaba un billete de veinte dólares. Verdaderamente no podía creerlo. Miré por todas partes, lo recogí con temor, entré en la tienda y no compré sólo pan y leche, sino que varios otras cosas necesitaba desesperadamente.
Nunca olvidé ese incidente. Me recordó que el universo era extraño y misterioso. Confirmó mi creencia de que el universo nunca puede hacer otra cosa que no sea dar. Regalé dos dólares y recibí veinte a cambio. Volviendo del supermercado, pasé cerca de familia hambrienta y compartí cinco dólares adicionales con ellos.
Este incidente es sólo uno de tantos que han ocurrido en mi vida. Parece que mientras más damos, más recibimos. Es, tal vez, una de esas leyes universales que dicen, "Si quieres Recibir, primero debes Dar".
Hay un pequeño verso que dice así:
"Había un hombre, y lo llamaban loco,
Mientras más daba, más él tenía".
La mayoría de las veces, pensamos que no tenemos nada que dar. A pesar de eso, si vemos más de cerca, veremos que incluso lo poco que tenemos podría ser compartido con otros. No esperemos el momento en que pensamos que tendremos un montón de cosas y entonces daremos. Dando y compartiendo lo poco que tenemos, abrimos la bodega del universo y permitimos que ríos de bien vengan en nuestra dirección.
No me creas. Solamente de veras prueba dar y estarás asombrado en los resultados. Generalmente, los regresos no vuelven desde esos a los que damos. Regresan desde fuentes que apenas podríamos imaginar. Así es que abre tu camino a las riquezas.
Aventúrate sobre este principio universal. Aventúrate en ti mismo. Los principios universales siempre funcionan.
Algunas veces el regreso de dar ocurre muy de prisa como en la historia verídica de arriba. Otras veces, toma más tiempo. Pero ten por seguro esto: Da y recibirás ––y recibirás montones más de lo que alguna vez diste.
Y cuando des, no lo hagas con un corazón de miedo, sino que con un corazón lleno de gratitud. Estarás asombrado en cómo todo eso llega a funcionar. Abre los portones de la opulencia en tu vida dando un poquito de lo que tienes a esos que están en necesidad. Como el gran Maestro dijo, Da y te será dado…
Pruébalo. Te gustará.

John Harricharan es el autor premiado de "Cuando Puedes Caminar sobre el Agua, Toma el Bote.” Mira una descarga de muestra gratis en http://www.waterbook.com. También visita http://www.insight2000.com y http://www.powerpause.com

1 –– ¡El Máximo Secreto de Hacer Dinero en la Historia!

Si quieres dinero, sólo tienes que hacer una cosa.
Es lo único que algunas de las personas más ricas en el planeta ha hecho y están haciendo.
Es la única cosa de la que se ha escrito en diversas culturas antiguas y todavía es promovida hoy.
Es lo único que traerá dinero hacia alguien que lo hace pero al mismo momento la mayoría de la gente temerá hacerlo.
¿Cuál es esa cosa?
John D. Rockefeller lo hizo desde que fue un niño. Se convirtió en un billonario.
Andrew Carnegie lo hizo, también. Él se convirtió en un magnate.
¿Cuál es el máximo secreto de hacer dinero en la historia?
¿Cuál es la cosa que le funciona a todo el mundo?
Regalar dinero.
Así es. Regalarlo.
Dáselo a las personas que te ayudan y que permanecen en contacto con tu mundo interior.
Dáselo a las personas que te inspiran, que te sirven, que te sanan, que te aman.
Dáselo a las personas sin esperar que regrese de ellas, pero dalo sabiendo que te regresará multiplicado desde alguna fuente.
En 1924 John D. Rockefeller le escribió a su hijo y le explicó su práctica de regalar dinero. Él escribió, "... en el comienzo de hacerme de dinero, allá por mi infancia, empecé a regalarlo, y continué aumentando las donaciones a medida que el ingreso aumentaba..."
¿Notaste lo que dijo?
Él regaló más dinero a medida que recibió más ingresos. Él regaló $550 millones de dólares en toda su vida.
Algunas personas piensan que Rockefeller comenzó a regalar monedas de diez centavos como una hazaña publicitaria para mejorar su imagen. Eso no es cierto. El hombre de relaciones públicas que trabajó para Rockefeller fue Ivy Lee. En Courtier To The Crowd, una gran biografía de Lee, Ray Eldon Hiebert indica que Rockefeller había estado regalando dinero por décadas por su cuenta. Todo lo que Lee hizo fue poner en conocimiento al público.
P.T. Barnum regaló dinero, también. Como escribí en mi libro sobre él, Nace Un Cliente A Cada Minuto [There's A Customer Born Every Minute], Barnum creyó en lo que él llamaba una “filantropía provechosa.” Él sabía que dar conduciría a recibir. Él, también, se convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo.
Andrew Carnegie dio enormemente, también. Por supuesto, él se convirtió en uno de los hombres más ricos en la historia de América.
Bruce Barton, cofundador de la famosa agencia de publicidad BBDO y el individuo crucial de mi libro Los Siete Secretos Perdidos del Éxito también creyó en el dar. En 1927 él escribió:
...Si un hombre practica hacer cosas para otras personas hasta que se convierte mucho en un hábito del que ya está inconsciente, todas las buenas fuerzas del universo se alinean en pos de él y lo que sea que él se comprometa a hacer…
Barton se convirtió en un autor muy vendido, una celebridad comercial, un contribuyente de numerosas causas, y muy, muy rico.
Mientras algunos podrían mantener la opinión de que estos magnates antiguos tenían el dinero para darlo, y que de esta manera era fácil para ellos, yo argumentaría que tenían el dinero en parte porque estaban dispuestos a darlo libremente. El Dar condujo al Recibir. La donación condujo a más riqueza.
Repetiré eso:
El Dar condujo al Recibir.
La donación condujo a más riqueza.
Hoy está muy de moda que los negocios les den dinero a las causas dignas. Los hace verse bien y por supuesto ayuda a esos que lo reciben. Las tiendas Body Shop de Anita Roddick, el helado de Ben Cohen y Jerry Greenfield, y Patagonia de Yvon Chouinard, son ejemplos vivos de cómo dar puede ser bueno para el negocio.
Pero de lo que hablo aquí es de donación individual. Te estoy hablando de que des dinero y así recibirás más dinero.
Si hay una cosa en que pienso que las personas se equivocan es que cuando practican el dar, dan poquísimo. Se agarran de su dinero y lo dejan salir goteando en lo que se refiere a dar. Y por eso es que no reciben. Tienes que dar, y dar bastante, para estar en el flujo de la vida para recibir.
Recuerdo la primera vez cuando conocí la idea de dar. Pensé que era un plan para obligarme a darles dinero a las personas que me decían que hiciera la donación.
Si yo di, fue como un avaro. Naturalmente, lo que recibí a cambio correspondió a lo que di. Di poco. Recibí poco.
Sino entonces un día decidí probar la teoría de dar.
Amo las historias inspiradoras. Las leo, las escucho, las comparto, y las cuento. Decidí darle las gracias a Mike Dooley de www.tut.com por los mensajes inspiradores que comparte conmigo y con otros cada día por e-mail.
Decidí darle algo de dinero. En el pasado le habría dado posiblemente cinco dólares. Pero eso era cuando venía de la escasez y tenía miedo de que el principio de dar no funcionara. Esta vez era diferente. Saqué mi chequera y giré un cheque por mil dólares.
Fue el aporte individual más grande que alguna vez había hecho en mi vida en aquel entonces.
Sí, eso me puso un poquito nervioso. Pero en su mayor parte me sentí emocionado. Quería hacer una diferencia. Quería gratificar a Mike. Y quería ver qué ocurriría.
Mike se quedó pasmado. Recibió mi cheque en el correo y casi se salió del camino mientras volvía a casa. No podía creerlo. Él incluso me llamó y me agradeció. Disfruté de su asombro juvenil. Eso me hizo sentir como un millonario. (¡Nota Eso!)
Me gustó hacerlo tan feliz. Me deleité en darle el dinero a él. Lo que sea que él hizo con eso estaba bien para mí. Lo que obtuve fue un sentimiento increíble de ayudar a alguien a continuar haciendo algo en lo que yo creía. Fue una ráfaga interior ayudarlo. Todavía me alegro de enviarle dinero.
Y luego algo maravilloso comenzó a ocurrir.
Repentinamente me llamó una persona que me quería de coautor de su libro, un trabajo que terminó pagándome muchas veces más de lo que había regalado.
Y después un editor publicista en Japón me contactó, queriendo comprar los derechos de traducción para mi libro exitoso, Mercadotecnia Espiritual [Spiritual Marketing].
Ellos, también, me ofrecieron muchas veces lo que le había dado a Mike como regalo.
Un verdadero escéptico puede decir que estos acontecimientos no tienen relación. Tal vez en la mente del escéptico, no la tienen. En la mía, sí la tienen.
Cuando le di dinero a Mike, envié un mensaje a mí mismo y al mundo de que estaba afluente y en el flujo. También configuré un principio magnético que atrajo el dinero hacia mí: Como das, así es que recibirás.
Da tiempo y recibirás tiempo.
Da productos y recibirás productos.
Da amor y recibirás amor.
Da dinero y recibirás dinero.
Este es un consejo que de por sí puede transformar tus finanzas. Piensa en la persona o personas que te han inspirado durante la última semana. ¿Quién te hizo sentir bien de ti mismo, tu vida, tus sueños, o tus metas?
Dale a esa persona algo de dinero. Dales algo de tu corazón. No seas tacaño. Sé de abundancia, no de escasez. Da sin esperar a cambio de esa persona, pero espera a cambio.
A medida que lo haces, verás de qué manera tu prosperidad aumenta.
¡Ese es el Máximo Secreto de Hacer Dinero en la Historia!

"Si lo ves, tócalo.
Si lo tocas, siéntelo.
Si lo sientes, ámalo.
Si lo amas...Dalo".

Porque NADA habla más fuerte para el UNIVERSO, de tu CREENCIA en el Yo, la abundancia, y el amor, que dar.
Y cuando el Universo escucha, más te será dado. NO COMO UNA RECOMPENSA, sino que porque verdaderamente creíste... en el Yo, en la abundancia, y en el amor.
––De www.tut.com

2 –– El Gran Secreto para Activar la Ley

La señora al teléfono tenía una pregunta.
“He estado regalando dinero por años y no he visto que aumente mi prosperidad en absoluto. ¿Qué estoy haciendo mal?”
“¿Dónde estás dando dinero?”
“A mi iglesia local.”
“¿Por qué estás dándoles dinero?” Pregunté.
“Lo necesitan.”
“¿Cómo te sientes cuándo se lo das?”
“Como que los ayudo a salir de un hoyo.”
“¿Pero cómo te sientes realmente cuándo les das el dinero?”
Hubo un momento de silencio.
“Bien, es un dolor,” admitió ella. “Me encojo de miedo cuando les escribo un cheque.”
Nada bien.
“Si te sientes piojosa cuando das dinero, entonces asocias el dinero con sentimientos malos,” Le expliqué. “Probablemente no quieres atraer más sentimientos malos, así es que probablemente no atraerás mucho más dinero, tampoco.”
“Wow. Nunca pensé de eso así.”
“Y si das porque alguien te pidió o incluso te suplicó, entonces refuerzas la necesidad,” expliqué. “Para que experimentes un aumento en tu abundancia, necesitas dar dinero donde sea que te haga sentirte bien haciéndolo. En otras palabras, dar a alguien que lo necesita es una cosa noble de hacer. Hazlo. Pero ese no es el principio del que hablo aquí.”
“¡Entiendo!” Dijo ella. Yo no podía ayudar pero pienso en alguna otra parte del universo que la ayudó a entender lo inexplicable.
“¿Qué captaste?” Pregunté.
“He estado manteniendo a la iglesia en un modo de limosneo,” dijo ella.
“Mi corazón necesita darle dinero a donde sea que sienta nutrición espiritual. Algunas veces esa es mi iglesia. Algunas veces no lo es.”
“¡Lo captaste!” Dije.
Y ahí lo tienes.
Le puedes dar dinero a cualquiera que te cause agrado. Yo he ayudado a La Cruz Roja, la Fundación Make-A-Wish, fondos para el cáncer, y más. Pero no esperé que mis finanzas aumentaran por esa donación. Esa generosidad ayudaba, sí, pero no necesariamente activando ley espiritual.
La ley espiritual de ingresos financieros parece ocurrir cuando das a manos llenas dinero a donde sea de donde obtienes nutrición espiritual, con una expectación pequeña que en cierta forma, alguna forma, algún día, tus finanzas aumentarán como consecuencia.
La donación hacia las causas dignas podría activar la ley si sientes que recibiste nutrición espiritual de esas causas. Pero si no lo sientes, y das de cualquier manera, probablemente sólo estés ayudando a gente necesitada. Eso, por supuesto, es noble. Digo que lo es.
Otra vez, el tema de este libro es el máximo secreto de hacer dinero en la historia. Y activas ese secreto cuando das libremente, alegremente, a dondequiera que en la actualidad obtengas alimentación y nutrición espiritual.

"El dinero es una forma externa de la sustancia espiritual."
––Georgiana Tree West, Los Diez Mandamientos de la Prosperidad [Prosperity's Ten Commandments]

03 –– La Gran Puerta de Atrás Secreta hacia la Riqueza

Recibí un cheque en el correo hoy de un amigo perdido de hace tiempo.
El cheque es sólo una porción del dinero que me debe. Pero desde que le llevó casi diez años enviar esta cantidad, tengo gusto de verlo.
Diez años atrás me contrató para escribir una estrategia detallada de mercadeo para él. En aquel entonces, facturé unos mil dólares por tal servicio. Él estaba de acuerdo con eso y dijo que pagaría. Hice el trabajo y no pagó.
Porque era mi amigo, no me preocupó la cuenta. Los meses pasaron. Luego los años. Luego él se mudó a otro estado. Y yo me mudé a otra ciudad. Él fue por su camino en la vida y básicamente se retiró de mi conciencia. Fui por mi camino y con justicia rápidamente adquirí algo fama en la Internet por mis libros y cintas.
Un día unos meses atrás recibí un e-mail de alguien que me quería de coautor de un libro. Él me dijo que conocía a algunos de mis amigos, y mencionó al que me debía dinero.
Tan pronto como vi el nombre de mi viejo amigo, mi presión arterial se incrementó. Me sentí enojado. Me sentí estafado. Traicionado. Dolido.
Tomé unos alientos profundos y me tranquilicé. Hablé solo. Me recordé que el universo es un lugar grande (alguna declaración comedida) y que esa riqueza puede venir de muchas avenidas, no sólo de cuentas pasadas. Decidí perdonar a mi amigo. Y lo hice, mentalmente. Sinceramente lo dejé ir y a su deuda. No necesitaba el dinero. Y no necesitaba tener la razón.
Después de posiblemente nueve años, mi amigo me envió un e-mail. Él dijo que sabía que me debía dinero. Él me explicó que tenía tiempos difíciles, que se había mudado, que estaba tratando de desempeñarse como orador profesional. Agregó que quería traer paz a nuestra vieja amistad.
Le escribí una nota breve diciéndole que ya teníamos paz. También lo invité a saldar su cuenta enviándome un cheque por un porcentaje diminuto de lo que me debía (un veinte por ciento, como recuerdo). Él estaba de acuerdo.
Bien, no me envió un cheque. No de inmediato, de todas formas. Varios meses más pasaron antes de que escuchase de él otra vez. Esta vez fue otro e-mail, y esta vez él de nuevo me explicaba su situación.
Quedé en paz. Yo sabía que tendría dinero. No tenía que venir de él. El universo ––o como sea que quieras llamar a ese poder más grande que tú o yo–– vería que el dinero viniera a mí con tal de que permaneciera en el flujo. Y estar en paz es una buena manera de permanecer en el flujo.
Y, como expliqué en el comienzo de este capítulo, el cheque llegó hoy.
No tengo idea de cómo mi viejo amigo se sintió al escribir ese cheque. Espero que lo haya hecho con un corazón lleno de alegría. De ser así, él activó el principio de atraer dinero.
Sé que cuándo giré un cheque por $500 para mi hermano, quien me había ayudado a salir de una vinculación veinte años antes y finalmente le pagué, me sentí eufórico. Escribir ese cheque para Ted me hizo sentirme como un rey. Y me dio como una sensación interna de paz que sola valía un millón de dólares.
Yo llamo a esta sensación de paz ––o perdón, si quieres–– la puerta trasera secreta hacia la riqueza.
¿Dónde en tu vida estás abrazando rencores porque alguien te debe dinero? ¿O tal vez porque tú le debas dinero a alguien?
Suéltalo, déjalo ir... Háblate a ti mismo. Date el gusto de la conciencia divina de que el universo provee, no tus amigos. El dinero no viene a ti desde ellos, viene a ti a través de ellos.
Una vez que puedas soltar los rencores, te liberarás para recibir.

04 –– Ten Cuidado Con Esta Gran Trampa

El artículo que le dio nacimiento a este libro se llamó "El Máximo Secreto de Hacer Dinero en la Historia," que era una versión más corta del capítulo uno.
Ese artículo se hizo tan popular que fue distribuido a miles de personas por la Internet. Los editores de Ezine lo reprodujeron y lo distribuyeron. Los sitios de Internet de contenido almacenaron el artículo en sus sitios. Y docenas de personas me escribieron, la mayoría agradeciéndome y alabando el artículo.
Pero unos cuantos de los correos electrónicos que recibí eran curiosos. Eran de personas pidiéndome dinero.
Aparentemente leyeron mi artículo y concluyeron que era alguien que le daría dinero a alguien que lo pidiera. Así es que escribieron y lo pidieron.
El problema es que, eso no es lo que el artículo describe como el gran secreto para atraer riqueza. Nunca escribí, “Pide dinero y te enriquecerás.” En lugar de eso comuniqué el mensaje, "Da dinero a dondequiera que recibiste nutrición espiritual y activarás la ley que atrae el dinero".
Le escribí a toda persona que me había escrito pidiendo dinero. Expliqué el concepto.
Ninguno de ellos contestó.
Traigo a colación esta experiencia que debes considerar por dos razones:
1. No mendigues dinero y esperes enriquecerte. Simplemente mira a los limosneros en las calles. No tienen estilos de vida muy exitosos. Nada más viven a duras penas, si eso. O mira a las personas que hacen recolección de fondos. La mayor parte de ellos están suplicando, aunque nunca lo llamaría así, y nunca parecen tener lo suficiente. ¿Es esa una pista o qué?
2. No le des dinero a los limosneros y esperes enriquecerte. No dije que no ayudes a los pobres, aunque es controversial cuánto les ayuda darles cosas. En lugar de eso, digo que no le des dinero a las personas solamente porque lo piden y esperes activar la cornucopia [cuerno de la abundancia] del universo. Considero como una trampa el dar dinero desde una sensación de obligación o deber. Ese fue siempre el problema que tenía con los ministros que le pedían a las personas dar dinero porque ya sea (a) lo necesitaban (b) la Biblia lo decretó.
Uno u otro puede ser cierto. Pero si tú o alguien dan dinero sin un sentimiento de alegría en su corazón, es altamente improbable que el dinero que diste venga de regreso para ti multiplicado.
La mejor forma de determinar donde dar dinero es preguntarte una pregunta simple:
¿Dónde recibiste la mayor parte de la alegría?
Y si quieres más claridad, o más preguntas que te ayuden a saber donde dar dinero, pruébate estas:
¿Dónde te acordaste de tu divinidad?
¿Dónde fuiste animado a apostar por tus sueños?
¿Quién te hizo sentirte feliz de estar vivo?
Sea cual sea tu respuesta, ahí es donde dar tu dinero.

“Muchas personas han tenido un bloqueo psicológico en contra del diezmo (dar), debido a que muchos teólogos han puesto énfasis en que lo que el diezmo haría para la iglesia en vez de lo que podría hacer para el individuo.”
––Catherine Ponder, Abre Tu Mente a la Prosperidad [Open Your Mind to Prosperity].

05 –– Mi Gran Confesión

De acuerdo, confesaré.
Me costaba creer que recibiría dinero si daba dinero.
Simplemente sonaba como un engaño, como una estrategia impulsada por personas que querían que les diera dinero.
Hombre, fui muy listo para eso.
Decidí que no daría dinero, pero que en lugar de eso daría libros.
Eso es. Libros. Tenía un montón de libros. Desde que había trabajado como periodista New Age y revisor de libros por largos años, había coleccionado un montón de libros. Tenía más de lo que necesitaba. ¿Por qué no regalas algunos?
Todavía me recuerdo tomando la decisión. Me quedé en la cama en Houston, donde vivía por el momento, reflexionando sobre cómo hacerme próspero.
Recuerdo pensar, “Puedo convertirme en el hombre más rico en América en términos de libros.”
Y en el acto decidí probar el principio de dar en los libros. Dentro de los días había llamado a algunos amigos y les había dejado escoger libros. No los dejé escoger cualquier libro o todos mis libros, por supuesto. Pero saqué unos montones de libros y les dejé a mis amigos tomar lo que quisieran.
Luego, durante el curso de los siguientes pocos meses, cada vez que di una conferencia en alguna parte, también di libros. Lo encontré una forma fantástica para mantener la atención. Cada vez que la atención de alguien parecía deambular, anuncié un libro gratis para la siguiente persona que me hiciese una pregunta. Todo el mundo en el cuarto se reanimaba.
Y cuando me mudé a esta hacienda donde vivo ahora, puse casi 25 cajas de libros en el garaje. Luego di una fiesta de inauguración e invite gente. Les dije que antes de que salieran, se animaran a pasar por las cajas y tomaran lo que quisieran. Todo el mundo lo hizo. Una persona tomó tantos libros que necesitó un carrito para su auto.
¿Cuál fue el resultado de mi grandiosa donación de libros?
Siempre desde aquel día en Houston cuando decidí dar libros para recibir libros, siempre he tenido una abundancia de libros.
Y hoy poseo una de las colecciones más grandes de libros en el mundo sobre marketing, y otra sobre metafísica.
Las personas ven mi colección cada vez que visitan aquí y quedan pasmadas.
Lo que no entienden es esto:
Los libros siempre vendrán a mí porque siempre doy libros.
Activé el gran principio de la donación, pero en libros.
Hoy sé dar dinero para recibir dinero. Y como consecuencia, tengo dinero, mucho más del que alguna vez tuve cuando viví en Houston.
Pero en esos días de antaño, cuando tenía miedo de perder dinero y quería aferrarme a todo lo que tenía, todo lo que podría permitirme dar era libros.
Como consecuencia, los libros llegaron.
Escucha y aprende: Da lo que quieres recibir.

“No debemos tratar de fijar las avenidas a través de las cuales nuestro bien debe venir. No hay razón para pensar que lo que das regresará a través del que lo diste.”
––Charles Fillmore, Prosperidad [Prosperity]

06 –– El Gran Hombre Que Regaló 30 Millones de Dólares

Recientemente me enteré de que un famoso, pintoresco y encantador filántropo americano está muerto.
Siempre me encantó su libro, Pide la Luna y Obtenla: El Secreto para Obtener Lo Que Quieres Sabiendo Cómo Pedirlo [Ask for the Moon And Get It: The Secret To Getting What You Want By Knowing How To Ask].
Su nombre era Percy Ross. Tal vez oíste hablar de él. Ross regaló unos estimados treinta millones de dólares a organizaciones y caridades diversas. También escribió una columna del periódico sindicado, llamada Gracias un Millón [Thanks A Million], por casi 800 periódicos en escala nacional por 17 años. La columna tenía cartas de personas escribiéndole a Ross, contándole su historia y pidiéndole su ayuda. Era fascinante.
Era fascinante porque Ross siempre pudo ver a través de las personas. Él leía sus cartas y sentía si eran sinceras, o perezosas, o limosneras. Y siempre contestaba con palabras de sabiduría ––y algunas veces con un cheque. Él daba cheques 120 veces a la semana. Y en 17 años él regaló aproximadamente unos $30,000,000.
¡La cosa es que, Ross comenzó con dos millones de dólares! Las personas.
¿Ves el principio de la donación en actividad aquí?
Ross comenzó con dos millones de dólares como capital. No puedes tener esa cantidad, pero la historia todavía conserva su validez. ¡En 17 años Ross regaló treinta millones de dólares!
Otra vez, dar conduce a recibir.
Considera: ¿Has experimentado alguna vez una situación donde te pidieron dar dinero para una causa particular, y mirando tu piojoso estado de cuenta te sentiste destrozado anímicamente entre dar dinero o no? Muchas personas me han contado historias sobre estar en esta situación precisa, pero después de decidir hacerlo y dar, estas mismas personas quedaron muy asombradas cuando repentinamente una suma de dinero les llego de alguna fuente inesperada para reemplazar el dinero que recién habían regalado.
La verdad es que, si te aferras a tu dinero, te arriesgas a perder lo mismo que estás acumulando. Por otra parte, si confías que lo bueno fluye hacia esos que dan libremente, siempre tendrás activo disponible para satisfacer tus necesidades.
Para probar esto, mira a Percy Ross. ¡Él inició sus procedimientos caritativos con $2 millones de dólares y a pesar de eso durante el curso de 17 años dio $30 millones de dólares!
Extraño a Percy Ross.
Pero ahora tú puedes tomar su lugar.

07 –– ¿Cuál es el Verdadero Dar? O,
¿Tienes Una "Mentalidad de Ecuación"?

Recién colgué una llamada con mi estimado amigo, Dr. Paul Hartunian, genio publicitario, filántropo y verdadero amante de los perros.
Le pregunté a Paul acerca de dar y cómo lo veía él trabajando en su vida y con su causa personal. Ahí es cuando me dijo algo verdaderamente esclarecedor.
“Demasiada gente hace de dar una ecuación,” dijo. “Dan un poco de dinero y luego esperan que les regrese multiplicado por diez. Eso, para mí, no es verdadero dar.”
Ésta fue una afirmación impactante para mí.
“¿Cuál es el dar verdadero entonces?” Pregunté.
“Creo que la donación verdadera se hace anónimamente,” Paul explicó. “Si alguien le da un millón de dólares a una fundación porque van ponerle su nombre a un edificio después, entonces eso es intercambiar, no dar.”
Paul traía a colación un punto válido.
Recuerdo una vez cuando alguien me envió un e-mail, preguntando lo que debería hacer si al tratar de darles dinero a sus amigos, ellos se rehúsan recibirlo. Recuerdo pensar, ¿Por qué tus amigos tienen que saber que el dinero viene desde ti? ¿No puedes dar en secreto?
Paul pasó a decirme algo aun más fascinante.
“Pienso que el secreto de dar está en que no te importe si regresa o no.” Explicó. “Una vez que no te importa, estás en el flujo.”
¡Ah, sí!
¡Ese es el secreto!
Da sin esperar a cambio ––da porque tu corazón te mueve a dar –– porque es tu alegría dar–– y estarás en el flujo de la vida misma.
“Todo lo que puedo decir es que tal vez el Cosmos manipula el resto,” Dijo Paul. “He sido bendecido en mi vida pero yo no di para ser bendecido. El cosmos simplemente cuidó de mí.”
Me fascinó cómo Paul Hartunian me explicó todo de esto. Él tuvo una mirada tan racional y juiciosa de dar.
“No tengo problema con alguien siendo reconocido por dar,” Agregó. “Pero si das porque quieres reconocimiento o esperas un regreso multiplicado, entonces no estas dando, estás manipulando.”
Paul encamina su discurso. Por la Navidad de 2002 me envió un e-mail y me preguntó si tenía algo de naturaleza espiritual que les pudiera dar a los lectores de su boletín electrónico. Él dijo que siempre les daba consejo publicitario y lucrativo. Ahora quería darles algo espiritual.
Sugerí que dejara que sus admiradores leyeran la versión del e-book de mi éxito editorial #1, Mercadotecnia Espiritual [Spiritual Marketing]. Le dije que alguien podría leer la versión electrónica en línea en http://www.mrfire.com/spirit
Paul les avisó a sus lectores. Él fue muy generoso para hacer eso. Después de todo, él no hizo ni un centavo con mi libro y nunca lo haría desde este formato. Él simplemente estaba dando.
Ahora la gracia del chiste aquí es que Paul tenía, en aquel entonces, sobre 76,000 lectores. Eso quería decir que su regalo (y mi regalo, también) tocó un montón de vidas. Paul dio desde su corazón. Yo di desde mi corazón. Cómo esto nos regresará, nadie sabe ––excepto tal vez el Cosmos.
¿Estás dando?

“La ley de prosperidad, cuya primera acción es dar, viene tan cerca del corazón del ser que apenas podemos esperar estimarlo y balancearlo por números y cálculos... Debemos dar sin expectación de retorno.”
––Ernest C. Wilson, El Gran Médico [The Great Physician]

08 –– ¡Muéstrame la Plata!

¿Soy yo el único que realmente vio la película Jerry McGuire?
¡Esa exitosa película protagonizada por Tom Cruise tuvo a todo el mundo repitiendo la famosa línea, “Muéstrame la Plata!” [Show me the money].
No vi la película hasta casi un año después de que fuese lanzada al mercado porque pensé que sólo era sobre la avaricia. ¡Desde que todo el mundo que vio la película sonrió y repitió esa línea ––“Muéstrame la Plata!”–– como si fuese alguna clase de mantra nacional, y no me interesó.
Pero un día Nerissa y yo quisimos ver algo en la tele. Por pura casualidad, Jerry McGuire justo iba a empezar. Así es que nos instalamos a verla.
Estaba asombrado. La película no se trataba de avaricia en absoluto. Sí, Jerry provino de un lugar hambriento de dinero, pero pronto se dio cuenta de que esa mentalidad no le iba a funcionar.
La avaricia estuvo fuera.
La avaricia era un callejón sin salida.
La avaricia conducía a una pobreza de espíritu.
En lugar de eso, Jerry el agente de deportes aprende sobre el poder de la pasión. Cuando él verdaderamente comienza a interesarse por su cliente, busca y activa el corazón en el único jugador que representa (que corresponde a él), entonces y sólo entonces comienza a saborear realmente el éxito y comienza a experimentar felicidad verdadera.
¡Oh, No hay duda de que el estribillo “Muéstrame la Plata!” es contagioso. Está tan bien hecho en la película, dicho tantas veces, y entregado con tal emoción y energía que hace una escena inolvidable, que no puedes sino recordar.
Pero eso no es de lo que se trata la película. Para mí no. La película se trata de muéstrame tu corazón, no de muéstrame tu plata.
Dar es así.
Si das porque quieres dinero, no estás dando sino que simplemente estás intercambiando.
Si das porque tu corazón canta al hacerlo, entonces estás dando realmente.
¡Es la diferencia entre “Muéstrame la plata!” Y “Muéstrame tu corazón.”
El universo reacciona a tu corazón, no a tu dinero. El dinero es simplemente un símbolo.
Da dinero desde tu corazón.
¡Cuando lo haces, rápidamente y en formas más sorprendentes, el universo mismo hará entonces el “Mostrarte la plata!”
Pero no des para recibir. No des como un trato con el universo.
Da para dar.

09 –– El Máximo Tratamiento Espiritual de la Mente

¿Te puedo ofrecer un recordatorio suave de cómo trabaja el principio de dar?
Estaba conectado a Internet y creé el siguiente “Tratamiento Espiritual de la Mente” rápidamente y específicamente para ti. Puedes dirigirte a las mismas formas que hice y fabricar uno aun más personal y pertinente para ti. Simplemente haz clic aquí http://www.wmop.org/Smt.htm
Un “Tratamiento Espiritual de la Mente” u oración afirmativa es “…Un reconocimiento de la Omnisciencia, Omnipotencia, y Omnipresencia del espíritu, y una realización de la unidad de la humanidad con el espíritu.”
(Ernest Holmes, libro Ciencia de la Mente [Science Of Mind], Pág. 149.)
Eso puede ser más de lo que tú o yo podamos entender, así es que llamemos al Tratamiento Espiritual de la Mente una fórmula para entrar en armonía con lo infinito. Llámalo magia. Llámalo un recordatorio. Llámalo un talismán. Realmente no importa.
“El tratamiento no se trata de hacerte creer algo que no es así, sino que se basa en la verdad,” escribió Robert Bitzer en sus Ensayos Coleccionados de Robert Bitzer [Collected Essays of Robert Bitzer]. “Debe cambiar tu creencia a fin de que puedas reconocer y aceptar la verdad.”
En otras palabras, un tratamiento es una forma para recordarte a ti mismo lo que ya existe. Por ejemplo, la ley de dar ya existe. Es verdad. Un tratamiento sería recordarte ese hecho.
Puedes decir las palabras de abajo en la noche, en la mañana, para ti mismo, o en voz alta. Sobre todo, cada vez que estés a punto de regalar dinero, di estas palabras (o unas tuyas que tengan significado para ti):
“Sé que hay un sistema infinito de energía en el universo que es de mí, está en mí y alrededor de mí. Estamos todos conectados a eso, estamos en eso, y somos de eso. Estoy conectado a ti así como también a todos los demás a través de la energía que nos sostiene. Sé que cuando doy cualquier cosa en este sistema de energía, me regresará del mismo modo, multiplicado y amplificado porque la naturaleza del sistema es crecer y expandirse. Agradezco esta realización, y los regalos que tengo ahora, que estoy recibiendo, y que recibiré. Confío en que el proceso funciona para mí, como lo hace para todo el mundo que lo activa con dar. Así sea. ¡Así es!”
Como siempre, de qué modo te sientas mientras digas esas palabras es lo que más importa. La emoción activa la ley.
Siéntete alegre.

10 –– Cómo Pensar como Dios

Casi diez que años atrás di una conferencia llamada “Cómo Pensar Como Dios.” A las personas les fascinó. Deben ser pocos de los que estaban ahí ese día en Houston que todavía la recuerdan. Y el año pasado puse el discurso por la Red, dónde cualquiera lo podría escuchar on line. A todo el mundo le gustó.
La razón por la que tiene tanto atractivo es porque es muy liberadora. “Pensar como Dios” se trata sólo de pensar sin límites. ¿Piensas en realidad que Dios tendría límites? ¿Piensas realmente que Dios hablaría de escasez y limitación? ¿Piensas realmente que Dios tendría excusas para no hacer las cosas?
Yo creo que no.
En mi conferencia conté las historias de Barry Neil Kaufman y su esposa, Susie, sanando a su hijo de autismo.
También hablé de Meir Schnieder, nacido ciego y diagnosticado como incurable, quien ahora ve y le ayuda los otros a tener o a recobrar su vista.
Y hablé de mi trabajo con Jonathan, el entrenador de milagros con el que había trabajado años atrás. (La mayor parte de las historias están en mi libro Mercadotecnia Espiritual.)
El punto aquí es éste: ¿Si pretendieras pensar como Dios, cómo lo harías? ¿Qué harías? ¿Qué dirías?
Estoy bastante seguro de que Dios no se opondría a dar dinero (o alguna otra cosa).
Estoy bastante seguro de que Dios no se preocuparía acerca de cómo vendría el dinero a Él (o a Ella).
Estoy bastante seguro de que Dios no pondría límites en lo que Él/Ella fuera a dar, tampoco.
Entonces: ¿Qué harías tú si pensaras como Dios?
Esta pregunta maravillosa redunda en cada área de tu vida.
¿Cómo actuarías tú en tus relaciones si pensaras como Dios?
¿Cómo actuarías en el trabajo si pensaras como Dios?
¿Cómo te comportarías en la sociedad si pensaras como Dios?
Esto es más que un ejercicio liberador en el procesamiento creativo de imágenes. Ésta es una oportunidad para expandir tu alma, también.
¿Cómo piensas como Dios?
Pretendes.
Pretendes que tú eres Dios.
¿Si fueras Dios, cómo pensarías?
Personalmente, yo no pienso con nada de limitaciones en absoluto cuando empiezo a actuar el papel de pensar como Dios.
Mi mente comienza a considerar cualquier cosa y todas las cosas: ¿Curar el cáncer? ¡Por supuesto! ¿Ganar millones en la lotería? ¡Fácil! ¿Solucionar el hambre mundial? ¡No hay problema!
Por supuesto, implementar esas metas grandes es otra historia.
Así es que volvamos a casa, al individuo, a ti, y a mí.
¿Si yo pensara como Dios en mi vida, qué haría diferente?
Pues bien, este libro es un buen ejemplo.
Le hablé a John Harricharan la tarde del viernes. Él es un estimado amigo y consejero espiritual. Él estaba en una de sus áreas psíquicas ese día y me dijo que pronto yo escribiría otro libro.
No tienes que ser psíquico para saber eso, por supuesto. Soy un escritor. Siempre escribiré otro libro.
Pero algo en mí se desencadenó cuando John dijo que venía otro libro. Hablamos de las ideas del libro por algunos minutos. Él indicó cuán popular había sido mi artículo, el único titulado, “El Máximo Secreto de Hacer Dinero en la Historia.” Él dijo que era un libro que ayudaría al mundo, y que sería muy bien acogido.
Antes de que me dijera esto John, yo había querido escribir un libro basado en mi artículo. John fue cortés dándome todo el empuje que necesitaba. Comencé a escribir el libro al día siguiente. A medida que escribo estas palabras ahora es lunes ––tres días más tarde.
En resumen, pensando como Dios, removí todos los límites respecto a cuánto tiempo toma escribir un libro.
Este se hizo durante un fin de semana, más o menos.
No está mal.
Volvamos a ti: ¿Si pensaras como Dios, qué harías ahora mismo?
Si es dar dinero, ve a darlo.
Si es escribir un libro, comienza a escribirlo.
Si es iniciar un negocio, ponte en marcha.
No hay límites.
Simplemente piensa como Dios.

“En mi experiencia personal, las razones para diezmar nunca fueron explicadas lo suficientemente claro, y siempre había tanta presión desde la cabeza de la iglesia que nunca parecía un regalo de libre albedrío, dado con amorosa gratitud, sino que más bien simplemente parecía otra cuenta que teníamos que pagar. Por esa actitud, el diezmo usualmente no tiene como consecuencia abrir el flujo de la prosperidad. La actitud, el motivo y el Espíritu con el cual le devolvemos este dinero al Universo es la cosa más importante de nuestro regalo. Nuestra motivación debe ser que el dinero que regalamos es un regalo de amor que devolvemos al Universo en gratitud y aprecio por nuestro regalo de la vida.”
––Patricia Diana Cota-Robles, ¡Es Tu Hora De Que Seas Libre Financieramente! [It Is Time For You To Be Financially Free!]

11 –– El error garrafal de Leo Buscaglia

Conocí a Leo Buscaglia muchos años atrás. Él fue el encantador, apasionado, y colorido escritor del exitoso libro, Amor [Love]. ¡Una vez dijo en una conferencia, “Soy dueño del copyright del amor!”
Él era un hombre amable. Sus palabras hicieron más afectuoso a mi corazón e inspiraron a mi alma. Marian, mi esposa por el momento, y yo solíamos ver a Leo por la tele. Él nos inspiraba.
Aprendíamos acerca de diezmar en el momento. Yo era muy escéptico. Todavía pensaba que dar era un ardid. Pero Marian siempre fue más de mente abierta y creyente que yo. Ella practicaba el dar más de lo que yo lo hacía en aquellos años.
Un día, cuando Marian se imaginaba a quién podría enviarle dinero, fácilmente recordó a Leo Buscaglia. Ella quería darle las gracias a él por todo lo que compartía, y para que la recordara a ella a través de sus libros y conferencias de siempre vivir una vida de amor.
Entonces Marian descubrió su dirección y le envió un cheque. Recuerdo cuán feliz se veía mientras escribía una nota y se la enviaba a él por correo de regalo. Su corazón estaba vivo.
Pero entonces algo triste ocurrió.
Unas cuantas semanas más tarde, Marian recibió una carta de Leo Buscaglia. Él le había devuelto su cheque. Él agregó una nota que decía que tenía ya bastante y que no quería o necesita más, así que por favor le diera el cheque a alguien que lo necesitara.
Marian estaba muy sentida. Ella se ofendió. Ella se sintió rechazada. Ella vio la negativa del regalo como una denegación suya. Fue un momento amargo.
Mientras podríamos discutir la respuesta de Marian al pie de la carta que recibió, mi punto aquí es más sobre la acción de Leo. Pienso que Leo se equivocó. Para estar en el flujo de la vida, debes dar así como también debes recibir. Leo cortó el flujo.
Mucho más tarde aprendí eso del mismo Leo ––que había experimentado varios robos. Forzaron la entrada de su casa y le robaron. Le ocurrió al menos dos veces que recuerdo.
No puedo sino que pensar que Leo tenía bloqueos interiores acerca de recibir. Esas obstrucciones se aparecieron en su mundo exterior perdiendo todo lo que tenía. Yo podría estar equivocado, pero en realidad me pregunto si había alguna conexión entre sus regalos rechazados y perder lo que tenía.
Aprendamos una enseñanza del error de Leo.
Cuando alguien te ofrezca dinero, acéptalo.
Cuando alguien te ofrezca un elogio, acéptalo.
Cuando alguien te ofrezca algún regalo, acéptalo alegremente.
Si rechazas los regalos, los elogios, y el dinero, estás cerrando una puerta en la prosperidad que trata de venir hacia ti. La clave es estar en el flujo. Cuando das y recibes, estás participando en el flujo de la vida.
Después de todo, el dinero tiene que circular para servirle de algo a todo el mundo.
Dalo.
Y cuando te regrese, recíbelo.

12 –– ¿Lo Gratis Tiene Valor?

Hay una teoría en el marketing de que las personas no aprecian lo que consiguen gratis.
¿Es cierto eso?
Mientras es cierto que la palabra “Gratis” es probablemente la palabra más poderosa y persuasiva que alguien puede usar en su marketing, también puede ser cierto que cualquier cosa que alguien recibe gratis sea usualmente tratada con poco aprecio o irreverencia.
Esto ha sido probado una y otra vez. Los asesores que regalan su tiempo y servicios a menudo encuentran que las personas que recibieron sus regalos no los aprecian. En general, sólo cuando alguien paga por algo les hace poner atención.
¿Pero es cierto eso en el arte de dar dinero?
En primer lugar, creo que no.
En segundo lugar, no importa.
Miremos ambas declaraciones.
Primero, no pienso que las personas miren por encima del hombro regalos de dinero debido a que el dinero es un símbolo altamente valorado en nuestro mundo. Las personas gatean, pelean, trabajan, se preocupan y mueren por el dinero. Conocen su valor. Cuando la mayoría de la gente lo recibe, lo acepta. Algunas personas se quejarán de no tener el dinero suficiente, pero esa es su creencia en la carencia y la limitación. En general, da dinero y las personas sabrán que les diste algo de valor real.
En segundo lugar, no pienso que importe lo que piensan ellos del dinero o lo que hagan con él. Das el dinero para activar tu propio corazón.
Mi amigo Bob Proctor, autor del libro Tú Naciste Rico [You Were Born Rich], una vez me dijo, “A mí no me importa lo que hagan con el dinero. Lo pueden sacar y quemarlo todo, no me importa. Lo doy por mí.”
Y ese es el punto. Mientras deseas que tu regalo sea recibido y apreciado, lo que estás realmente haciendo cuando lo das es despertar tu espíritu y activar una ley espiritual.
Recuerdo darle a un amigo mío una copia atesorada del libro ahora legendario, El Libro de Cartas de Robert Collier [The Robert Collier Letter Book]. El libro es sumamente excepcional, altamente preciado, y vale un montón de plata.
Mi amigo estaba en mi casa y me dijo que había estado buscando el libro por años. Tenía una copia extra y simplemente se la di. Quedó pasmado. Quedó aturdido. No podía creerlo, y no podía dejar de agradecerme.
Esa fue también la última vez que vi a mi amigo.
¿No apreció el regalo?
Tal vez.
¿Fue demasiado para recibirlo como regalo?
Tal vez.
¿Se lo daría si tuviera que hacerlo de nuevo?
En un segundo.
Darle ese regalo me hizo sentirme genial.
Aquí hay otro ejemplo.
Unos veinticinco años atrás leía los libros y escuchaba las cintas de Barry Neil Kaufman, fundador del Instituto Opción. Tenía poco dinero en ese entonces y me costaba separarme de lo que tenía. Pero quería dar algo para demostrarle mi soporte moral a Barry. Así es que le envié cinco dólares. Fue algo grande para mí, y esperaba que en cierta forma aumentara lo que otros le enviaban a Barry.
Luego, en 1985, fui al Instituto Opción y estudié con Barry, o “Bears,” como le llamaban sus amigos. En la última noche de mi estadía ahí, tuvimos una Noche de Gratitud pública. Toda la gente que había ido al Instituto esa semana se reunió en un cuarto, sentados en círculos y hablando de lo que estábamos agradecidos. Esto duró tres horas.
No puedes imaginarte la energía en el cuarto con treinta personas agradeciendo durante tres horas por todo lo que habían recibido. Fue fenomenal. Todavía me acuerdo vívidamente de esa noche.
Cuando Bears tomó un momento para hablar, me escogió. Me agradeció por mis cartas, por mi apoyo ––y por los cinco dólares que le había enviado muchos meses atrás.
Quedé aturdido.
Mientras me había sentido genial de ayudar a Bears con un poco, me di cuenta de que él se había sentido genial de recibirlo. Fue uno hermoso beneficio para ambas partes.
Recuerda, cómo te sientes mientras das es la clave.
Si la otra persona siente la alegría también ––como Bears lo hizo con mi regalo–– es más razón celebrar y sentirse feliz.
Y si la otra persona dice poco y talvez se vaya tu vida ––como mi amigo con el libro inestimable–– acéptalo.
Una vez más, cómo te sientes mientras das es la clave.

“El dar plata es un criterio muy bueno de salud mental de una persona. Las personas generosas raramente son personas perturbadas.”.
––Dr. Karl A. Menninger

13 –– 47 Creencias Limitantes Acerca del Dinero
–– Y Cómo Liberarlas Ahora Mismo

Por Mandy Evans
He conocido a Mandy Evans por casi veinte años. Ella es una extraordinaria orientadora que aclara creencias. Le pedí a ella que compilara una lista de las creencias negativas o limitantes más comunes acerca del dinero que pudiera encontrar. También le pedí que nos explicara cómo quitarlas. La razón de mi petición es que algunas veces las personas dan pero tienen bloqueos de creencias evitando que reciban. Despeja los bloqueos y la prosperidad llegará. El siguiente artículo de Mandy ofrece una salida verdaderamente brillante del laberinto de las creencias limitantes acerca del dinero.

Lo que crees acerca del dinero jugará un rol primordial ––más de lo que la mayoría se imagina–– en tu nivel de prosperidad y en el gozo de esa prosperidad.
De hecho, la mayoría de las personas no se imaginan el papel que juegan las creencias en su éxito financiero o falta de él. La mayoría de la gente incluso nunca piensa en sus creencias. Simplemente actuamos sobre ellas.
He estado coleccionando ejemplos de creencias contraproducentes como las ardillas coleccionan frutos secos para el invierno durante mucho tiempo. Aquí hay algunas creencias reales acerca del dinero de personas reales en clases y talleres reales. Estas creencias cortan la afluencia del dinero en incontables vidas ––o la reducen a un chorrito. Algunas de ellas son conocidas y otras son tan únicas que parecen extrañas. Algunas veces la misma creencia puede ser constructiva para una persona y destructiva para otra. Lee cuidadosamente esta lista y ve si te identificas con cualquiera de las creencias.

1. El dinero es la raíz de todo mal. (La cita real es “El amor al dinero es la raíz de todo mal.”)
2. Si tengo éxito las personas me odiarán.
3. Si hago un millón de dólares, lo podría perder y luego me sentiría estúpido y me odiaría por siempre.
4. No hay suficiente dinero que alcance para todos.
5. Si tengo un poco más de lo que necesito para salir adelante, alguien más va a tener que privarse.
6. Si tengo mucho más de lo que necesito para salir adelante, un montón de gente tendrá que privarse.
7. Es mejor necesitar menos que ser responsable de la adversidad de alguien más.
8. Los demócratas castigan a los ricos.
9. Los republicanos castigan a los pobres.
10. Si gano mucho dinero, traicionaré a mi papá que nunca hizo mucho dinero.
11. Los ricos se hacen más ricos.
12. Los pobres se hacen más pobres.
13. Soy listo y talentoso; ¡Debería lograr más!
14. Siempre debería usar el dinero adecuadamente.
15. Es difícil tratar con el dinero.
16. El dinero es difícil de conseguir.
17. Tienes que trabajar duro para obtenerlo.
18. Para ahorrar dinero tienes que prescindir de cosas.
19. El tiempo es oro.
20. No puedo tener dinero y tiempo libre.
21. El dinero no es espiritual.
22. Tienes que hacer montones de cosas que no te gustan para tener dinero.
23. No tengo lo suficiente como para compartir o regalar.
24. Aceptar dinero me obliga.
25. Es mejor necesitar menos de lo que merezco y estar libre de estar comprometido.
26. Para ser una persona valiosa tengo que trabajar más por menos dinero del que otras personas lo hacen.
27. Tener dinero te impide ser feliz.
28. El dinero te echa a perder.
29. Nunca tendré una cantidad suficiente.
30. Si no me siento mal por los errores pasados y asustado por el futuro haré los mismos errores otra vez. (De un corredor de inversiones)
31. Es mejor si solamente quiero lo suficiente como para salir adelante.
32. Tú obtienes lo que te mereces.
33. Estar súper consciente de cada centavo es algo bueno ––correcto–– de hacer.
34. Nunca compres algo que no necesites.
35. Si fueras una mujer lista ya te sustentarías a ti misma fácilmente a estas fechas.
36. Si fueras una mujer lista y linda ya te habrías casado con alguien con dinero a estas fechas.
37. Yo siempre arriendo; Ser dueño de una casa sería demasiado espeluznante.
38. Nunca me sentiría seguro si tuviera que ser responsable de bastante más que una hamaca.
39. Tengo que ser dueño de mi casa propia para sentirme seguro ––salvo que tuviera al menos un yate. Si compro algo que se rompe, soy estúpido.
40. Preocuparse por el dinero es pegajoso.
41. Le gustaré más a mi papá si no gasto mucho.
42. Quiero tener mucho dinero para cuando envejezca, entonces las personas serán amables conmigo.
43. Nunca quiero que sepan las personas que tengo tanto dinero porque las personas son malas con las personas ricas.
44. Si contrato a un montón de personas se encontrarán con que soy una falsedad.
45. Mi papá me querrá mucho más si no gasto mucho.
46. Todo el mundo quiere más; En lo que se refiere a dinero, menos es mejor.
47. Hay alguien dentro de mí que se gasta todo mi dinero.

Si te identificas con cualquiera de estas creencias, revísalas y contesta estas tres preguntas acerca de cada creencia.

• ¿Por qué creo en eso?
• ¿Eso es cierto?
• ¿Qué me preocupa que ocurriera si no creyera en eso?

Preguntando esas tres preguntas minuciosas a cualquier creencia, la puedes descargar ––y liberarte para ir por tus deseos.
También tendrás plena libertad de dar ––así como también de recibir.
Avanza y resuelve esas creencias ahora mismo.
Mandy Evans le ha enseñado a miles de personas cómo hacerse más libres, más creativos, y mucho más felices cambiando las creencias que los mantienen pegados, los limitan, y les causan dolor emocional. Sus libros “VIAJANDO LIBRE” Cómo Recuperarse Del pasado Cambiando Tus Creencias [Travelling Free: How To Recover From The Past by Changing Your Beliefs]. Y “Opciones emocionales” [Emotional Options] sacaron las aprobaciones de Deepak Chopra, Bernie Siegel, John Gray y mías. Visita www.mandyevans.com
Ordena sus libros desde www.amazon.com o llama al 800-431-1579.

“Una de las razones por las que muchas personas no tienen dinero es por que silenciosa o abiertamente lo están condenando"
––Joseph Murphy, Cómo Atraer Dinero [How To Attract Money]

14 –– Iluminación por E-Mail, o,
Cómo Hacer Realidad Tu Gran TUT

Mike Dooley no sabía qué iba a hacer. Dejó su puesto en Price Waterhouse. Dejó la compañía, su seguridad, y su casa. Se fue a Orlando y quedó ahí, sin dirección, confundido, esperando un rumbo. Nada llegó.
Mientras tanto, su hermano hacía algo de dinero de regalías de algunas camisetas que había diseñado. De esta manera Mike, su hermano, y más tarde su madre, entraron en el negocio de las camisetas. Llamaron su negocio TUT, por Camisetas Totalmente Únicas [Totally Unique T-Shirts]. Todo el mundo desde Disney hasta Macy's está comprando y vendiéndolas. Dentro de diez años vendieron más de un millón de camisetas. La vida fue buena.
A medida que el mercado comenzó a cambiar, y los compradores importantes comenzaron a hacer sus propias camisetas, la familia decidió parar el negocio. El hermano artista empezó una carrera como actor y comediante. La madre emprendedora, que ya había escrito dos libros, empezó una carrera de tiempo completo como escritora. Mike decidió comprar completamente el negocio familiar ––que para entonces habían venido a ser conocido como “Pensamientos Totalmente Únicos” [Totally Unique Thoughts]–– y ejecutarlo el mismo.
“Nuestras camisetas más populares siempre habían sido las que estaban estampadas con dichos inspiradores o espirituales,” me dijo Mike al teléfono. “Así es que decidí proponer por e-mail un mensaje motivador el lunes en la mañana a nuestra lista de seguidores fieles.”
Los e-memos del lunes eran usualmente poemas. Y su pequeño grupo de seguidores a esa fecha llegaba a la cantidad de 1,000 nombres. En lugar de escribirles a estas personas con un asunto que dijera, “Estimado cliente fiel de camisetas...,” Mike se decidió por un método más único. “Creé un Club de Aventuras y los invité a ser miembro por la suma de sólo $36 al año,” explicó Mike. “Ellos obtendrían mensajes semanales e incluso diarios de mí, todos de naturaleza inspiradora, motivante y/o espiritual.”
¿Funcionó?
“No. Casi nadie pagó por eso. Así es que naturalmente decidí ofrecerlo gratis, sabiendo que en cierta forma resolvería el problema de cómo hacer dinero en el camino.”
Los e-memos de Mike del lunes por la mañana captaban la atención. Las personas amaban la poesía inspiradora de cada semana. Eventualmente tomó coraje para agregar sus comentarios perceptivos que acompañarían cada poema. Su base de suscriptores creció a 3,000 nombres.
“En este tiempo tenía un amigo que hacía $15,000 todos los meses desde anuncios de banners de sus e-cards,” decía Mike.
“Así es que pongo toda mi energía en hacer e-cards gratis que las personas pudieran patrocinar a través de anuncios de clicks seguros. Usé el viejo arte de las camisetas que tenía y agregué algún comentario para hacer las e-cards únicas.”
Pero eso no resultó, tampoco.
“Dentro de seis meses los anunciantes dejaron de tomar los anuncios sobre las e-cards. Mi amigo se dejó de hacer $15,000 al mes. Yo nunca hice más de $100 con mis e-cards. Pero a pesar de todo me alegro de haberlo hecho.”
¿Por qué está contento?
“Se han convertido en una campaña viral de marketing,” explica Mike. “Las personas se los envían a otros y repentinamente mi sitio Web se hizo conocido potencialmente por millones de personas. Esas e-cards son aún una característica popular en mi sitio Web.”
Por esa época ––en 2001–– Mike determinó tomar un salto más grande de fe en todo.
“Grabé 12 cintas de audio, las embalé, y las llamé Posibilidades Infinitas: El Arte de Vivir Tus Sueños [Infinite Possibilities: The Art of Living Your Dreams]. Son una combinación de mis e-memos semanales, charlas antiguas que había dado, y material totalmente reciente.”
Esa colección de cintas se convirtió en un momento crucial para el negocio de Internet de Mike.
“Las personas que obtenían una e-card de alguien, veían un enlace en la parte inferior de mis cintas, y compraban de impulso en el acto.”
Mike vende de 40 a 60 sets de cintas todos los meses, en un precio al por menor de $125 por casetes o CDs.
Mientras nunca pide testimonios para sus cintas, en este punto ha coleccionado una cantidad abrumadora de ellos. Los puedes ver en http://www.tut.com/auwc.htm
Aquí hay tres rápidos:
“Fascinante. Inspirador. Incluso milagroso. Raramente he oído tal sabiduría, belleza de mente abierta, inspiración práctica y consejo puesto a prueba.”
“¡Me quedé fascinado! ¡Grité de gozo!”
“¡Escucho las cintas muchas veces... el material es EXCELENTE, las perspectivas nuevas son interminables, los subproductos... tus palabras me han puesto en a avanzar!”
Mientras Mike ha agregado un e-memo diario a sus semanarios, nunca ha hecho propaganda, publicidad, o implementar algo de marketing. Las ventas de sus cintas vienen de las personas que se lo cuentan a otras. Su base de datos es en la actualidad de 5,000 apasionados nombres y va aumentando. Piensa usar servicios de pay-for-click para construir su banco de datos. Después enfocará la atención en su programa afiliado, que recientemente añadió a su sitio.
En resumen, Mike fue de una compañía abandonada y sin misión a un hombre con una misión gigante. Y usa la Internet como su vehículo primario para ayudar a las personas a ir por sus sueños. Su herramienta principal de mercadeo es su “Iluminación por E-mail” [Enlightenment-by-E-mail] diariamente y semanalmente inspirando mensajes, los cuales continúa siendo gratis.
¿Cuál es su consejo para construir un negocio redondo y hacer tu propia empresa ––de pensamientos totalmente únicos [totally unique thoughts]–– realidad?
“Tan claramente como sea posible define el resultado final de lo que quieras en términos emocionales,” aconseja él. “Métete en esa emoción ahora, incluso antes de que te pongas a trabajar por el sueño o incluso de dejar tu trabajo. Tener firmemente en mente el resultado final ahora te ayudará a sobrellevar cualquier contratiempo que pueda ocurrir más tarde.”
“Y no te preocupes de cómo conseguirás ese resultado final,” agrega. “Hay un millón de formas para lograr fama o riqueza, o cualquier otra cosa que quieras. No ates las manos del universo pensando que tiene que venir en cierta forma. El universo tiene 'Posibilidades infinitas' a su total disposición. Confía en eso.”
Finalmente, le pedí a Mike que propusiera un “pensamiento totalmente único” específicamente para ti, lector de este libro. Aquí está lo que él envió:
“El éxito en el mundo, en el negocio o en otra cosa, es mucho más una función de cuán bien te interconectas con el Universo y su magia, que cuán bien manipulas el tiempo y el espacio alrededor de ti. Éste es el secreto de cada magnate ––ya sea si lo saben o no.
Tu trabajo no es sacar a la competencia, para tener en tus manos a los clientes y futuros clientes, o reinventar todo. Tu trabajo es definir tu sueño, imaginar el resultado final, y moverte con tus corazonadas e instintos ––eso es todo. El resto automáticamente y sin esfuerzo alguno caerá en el lugar... una estrategia brillante de mercadeo, el mejor lugar, la idea precisa, y momento ideal entre ellos. El Universo VIVE en lo no-visto, y activo en todos tus asuntos. Aprende a usarlo”.
Y aquí hay otra cita muy pertinente de Mike:
“DAR le dice al Universo que crees en que TÚ estás provisto. Puesto que de la misma manera en que vacías tu bolso sin nada de miedo, demuestras fe en que permanecerás íntegro, que tus cofres serán reabastecidos, y que tu amor por quien sea que tú diste, es lo más importante. Verdaderamente, en la medida en que creas que estas cosas son verdad, experimentarás tales verdades, y la abundancia será derramada en ti como si los cielos se hubieran abierto de par en par.”

Te fijarás en que en alto grado el éxito de Mike provino de dar ––él regaló (y todavía regala) e-cards, y todavía escribe y regala sus inspiradores e-memos diarios y semanales.
¡Las ventas totales, las retribuciones extras de sus charlas, y los ingresos de libros nuevos en la fábrica (Notas desde el Universo [Notes from the Universe], Pensamientos Totalmente Únicos [Totally Unique Thoughts], Más Recordatorios De La Magia De La Vida Común Y Corriente [More Reminders Of Life's Everyday Magic], etcétera) deberían coronar unos $250,000 este año, y Mike proyecta $1,000,000 en el 2004!
Mike dice, “Nada de esto habría ocurrido si no hubiera ofrecido todos mis envíos postales, y mi membresía del club gratis, aunque en ese tiempo no tenía idea de dónde lo sacaría, ni de cómo me beneficiaría eventualmente. Simplemente me parecía que estaba bien, las personas estaban agradecidas, y amaba mi “trabajo.”
“Algunas veces el Universo no siempre responde del mismo modo, o te lanza los dólares a ti, pero en lugar de eso, te regresa confianza, sueños, e inspiración... que es incluso mejor que los dólares, porque son como aprender a pescar (que es lo opuesto que te den un pescado). Entonces así sabes cómo ir por más.”

15 –– Cómo El Dar Condujo a $1,500,000

Por John Milton Fogg
Muchos escritores aclaman ser "best-seller" en su libro. Sí, bien... pueden ser un best-seller en una librería pequeña en su ciudad natal, pero.... ¡Algo enteramente diferente es poder decir que un libro ha vendido un millón de copias!
Eso es lo que verdaderamente puede afirmar John Milton Fogg por su libro “El Máximo Trabajador por Red en el mundo” [The Greatest Networker In The World]. ¿Cómo hizo eso? La respuesta de John es...
Regalé el libro.
Escribí El Máximo Trabajador por Red... en 1992. En ese entonces era dueño y editor de una edición llamada Upline, que les servía a los hombres y mujeres en la profesión de marketing por red. En aquel entonces, probablemente teníamos unos dos mil suscriptores como máximo.
No tenía la plata para ejecutar la primera impresión. Un amigo y guía mío en el negocio, Tom “Big Al” Schreiter, propuso que hiciera una “pre-venta” de los libros a personas que se los pudieran vender a otros: Mayoristas de libros, vendedores de marketing por red, personas que tenían revistas o catálogos que vendían libros, cintas y herramientas. Tom me dijo que hiciera un gran trato de bajo precio para estas personas de tal manera que pudieran ganar más plata. Que pudiera pagar la impresión, proporcionar ganancias para mí mismo y generar el dinero para imprimir más libros. Tom compró 1000 copias a $3 cada uno.
Le pregunté cómo iba a vender esos libros. Me dijo no los iba a vender. Él iba a regalarlos.
Eso me llamó la atención, así es que pregunté, ¿“por qué”?
Tom explicó que iba a “sembrar” el mercado. Él se imaginó que a las personas les gustaría o adorarían el libro, y que iban a regresar y a compra más para dar o vender para otras personas. Y, eso crearía publicidad oral para el libro, lo cual significaba más ventas para él (y yo).
Tom también me explicó la idea de un premio “de valor agregado” para mí: Él hacía una oferta de uno de sus productos a su gente y regalaba El Máximo Trabajador por Red... gratis como incentivo para comprar. La gente lo compraba a un valor de $10, del cual Tom sólo pagó $3.
El negocio redondo para él le ayudó a vender más de sus productos.
El buen negocio para ellos que consiguieron un regalo gratis, se sintió genial y más inclinados a comprar su oferta.
No sé cómo Tom vendió muchos de mis libros durante los años. Lo que sí sé es que él hizo su inversión antes y ellos también ––sí que lo hicieron también.
Supe que era una gran idea cuándo la vi, así es que comencé regalando El Máximo Trabajador por Red... con cada suscripción a Upline. Mis suscriptores recibieron un regalo gratis y tenían más probabilidad de comprar la revista con la que comenzar. Puse mi libro a ser leído por las mejores personas posibles que pudieran esparcir la palabra y ayudarme a vender más.
Cuando siguió en la Internet, subí El Máximo Trabajador por Red... a nuestro sitio Web y lo regalé ahí, también.
Durante los años probablemente regalé 40,000 extras de mi libro. El costo de eso fue, oye, $50,000. Entonces una forma a considerarlo es que regalé $50,000.
Pero gané un dólar por regalía del libro en todas las copias que se vendieron de El Máximo Trabajador por Red. Eso no incluye nada del dinero “adicional” que gané de las ventas mayoristas o minoristas cuando las personas compraron el libro.
Haga cálculos.
Mi suposición es que el resultado final son $1.5 millones de ganancia neta para mí.
Todo debido a que regalé mi libro.
Aquí hay todavía otra historia verdadera acerca del poder de dar:
¿Sabes quién es Seth Godin? (Él es el otro gurú del Marketing en la Internet aparte de Joe.) :-) Seth escribió La Idea Virus. Ese libro inició una revolución. Seth lo regaló en línea. Las personas le dijeron que estaba loco. Más de un millón y medio de e-books de Seth están allá afuera. ¡Y, después de que lo regaló gratis, imprimió una edición del libro de cubierta dura por $45 y se volvió rico vendiendo eso! Creeme.
Tuve el privilegio fascinante de entrevistar a Seth Godin para la revista Networking Times. Él me contó la siguiente historia de “Marketing de Donación” y simplemente me dejó con la boca abierta. ¡Es extremadamente brillante!
Seth conoce a un gran folklorista que hace música para niños. Ella tiene cinco CDs y ella los vende por su cuenta. Ahora, Seth ya no hace más asesorías, pero esta señora es una amiga personal, así es que cuando ella le preguntó si tenía algunas ideas sobre cómo podría vender más de sus CDs, el Sr. Permission Marketing (él escribió ese libro, también) la ayudó.
Seth le preguntó a cuánto vendía sus CDs. Ella le dijo que a $15.
Seth le preguntó que cuánto le costaba producir y empaquetar uno. Ella le dijo 80 centavos. Entonces Seth le dijo...
“Mira, cada vez que alguien compra un CD, envíales dos. Nadie tiene algún uso para un segundo CD, porque es la misma música. ¿Qué van a hacer? Van a regalarlo, probablemente como obsequio. Uno de estos niños le da uno de estos CDs a otro como un obsequio de cumpleaños y ellos están propensos a comprar dos, tres o cuatro más, porque los padres se cansan de oír las mismas canciones una y otra vez.”
Como dije, “brillante”. Cada uno de esos CDs gratis que resultan en simplemente una venta adicional producen al cantante $14.20. Y como Seth indicó, los padres probablemente comprarán dos o tres más, quizá unos cinco. Y cada vez que lo hacen, obtienen uno adicional gratis, que le dan a un amigo y le dicen, “Éste es genial. Al pequeño Harry realmente le encantará.
Oh, esta cantante duplicó, luego triplicó su negocio con ese CD que regaló.
El sitio Web de John Milton Fogg está en:

http://www.GreatestNetworker.com/is/jmf

16 –– Una Ley Que Nunca Falla

Por el Dr. Robert Anthony
Dos años atrás recibí un e-mail de un amigo que decía, “Recién me encontré con un sitio Web que tiene una cita de uno de tus libros justo en la primera plana.”
Fui a revisar y así era, había una cita de mi libro, Fórmula Avanzada Para El Éxito Rotundo [Advanced Formula For Total Success], puesta destacadamente en la página principal.
Después de revisar el sitio Web estaba impresionado con el servicio que el dueño ofrecía. Lo contacté y le dije así. Además de la cita, me ofrecí a escribir un artículo breve respaldando su servicio. Él no podía creer que haría esto para él sin compensación.
Mi intención fue darle apoyo y ayudarlo a tener éxito. Incluso jamás se me ocurrió pedirle algo a cambio. Sabía que el universo se encargaría de cualquier “compensación.”
Como resultado de mi apoyo me encontré con que durante el año próximo él había incrementado sus ventas significativamente. Durante ese tiempo nunca nos mantuvimos en contacto y verdaderamente me había olvidado por completo.
Un año más tarde recibí un e-mail de él que decía, “Alguien me contactó porque vio su apoyo en mi sitio Web y decía que quería comunicarse con usted. Él dice es algo muy importante. ¿Quiere que le dé su dirección de correo electrónico personal?”
Aunque parezca extraño no tuve duda y dije, “Claro está, déselo.”
Ésta es la única comunicación que tuve con el dueño del sitio Web desde que le ayudé hace un año.
Proseguí y contacté al hombre que le había escrito. Ese contacto cambió mi vida.
Como resultado, este individuo se convirtió en un íntimo amigo mío así como también mi mercantilizador y gerente comercial nuevo. ¡Como consecuencia, con su ayuda, mi negocio subió sobre el 500 %!
Todo esto viene de dar sin restricciones a alguien sin pedir nada a cambio. Éste fue un resultado claro y directo de la Ley de Reciprocidad (dar/recibir) en acción.
Una ley que NUNCA falla.

Dr. Robert Anthony es el autor de varios libros exitosos.
Vea su sitio Web en www.drrobertanthony.com

17 –– Dar Realmente Conduce a Recibir

Por Bob Burg
Cada vez que hablo sobre el asunto del Networking, siempre me aseguro de proveer mi definición de lo que el término “Networking” significa para mí.
En términos generales, el mismo concepto es incomprendido y sigue con él una noción negativa algo preconcebida (i.e., como tirarles a la fuerza tarjetas de presentación en la cara a las personas mientras les cuentas todo sobre ti mismo y tus productos o servicios al atender a una persona sociable de negocios).
Defino el Networking como “El cultivo del beneficio mutuo, una relación de dar y recibir, donde ganan ambas partes.”
Como puedes ver, el énfasis está en la parte del “dar”.
“Pero espera,” dices tú, “¿No es un pensamiento un poco soñador que no funciona en la vida real?”
En absoluto. Dar sí funciona.
Déjame decírtelo otra vez. ¡Dar sí funciona!
Y no hay nada de “soñador” acerca de eso. Dar funciona desde un lado práctico, así como también en un lado espiritual. Sin embargo miremos, solamente en el lado práctico.
Lo que llamo “La Regla Dorada” del Networking es, “En igualdad de circunstancias, las personas negociarán con, y referirán su negocio a, esas personas que conocen, les agradan y confían.”
Cuando damos a ––o hacemos algo para–– alguien, tomamos un paso importante hacia causar esos sentimientos de “conocer, agradar y confiar” hacia nosotros en esa otra persona. A menudo he dicho que la mejor forma para hacer negocio y obtener referencias es primero dar negocio y dar referencias.
¿Por qué? Porque cuando alguien sabe que te preocupas por ellos lo suficiente como para enviarles negocios, se sienten bien acerca de ti. No, se sienten geniales acerca de ti, y quieren devolvértelo.
Desde luego, no tiene que ser el negocio tuyo el que das. Podría ser información, ya sea si esa información es algo que los ayudaría con relación a sus vidas comerciales, personales, sociales, o recreativas.
Quizá le recomendaste un libro (o pasaste ese libro) que sabes que sería de gran valor para esa persona.
Tal vez sabías que su hijo o hija buscaba trabajo en cierta compañía y, conociendo a alguien que conocía al director de personal, hiciste una llamada y diste una palabra amable que ayudó a asegurarle el empleo.
Eso realmente no importa. Permíteme, si quieres, compartirte un ejemplo de mi vida personal. Esto ocurrió varios años después de que hubiera empezado a dar conferencias profesionalmente. Había un cliente corporativo en particular ––uno con muchas divisiones–– que yo había estado tratando de “cazar.”
Sin embargo, no se me ocurría cómo hacerlo. Es más, no tenía la menor idea de cómo llegar a él.
Ocurrió que en una convención de conferencistas conocí a un hombre que había estado hablando profesionalmente por un rato. Hice amistad con él y su familia, quise verlos en otros momentos.
Por esa época, a pesar de que yo sabía que él realmente tenía éxito, nunca le pedí nada. Yo, en cambio, lo ayudé tanto como pude. Varias veces, cuándo estaba registrado para un compromiso en cierta fecha, lo referiría a la persona de la compañía que me había llamado.
Publicando artículos en revistas medianamente a menudo, lo referiría como un colaborador al editor. Esto fue apreciado por todas las partes, desde luego, y no le pedí nada para mí de ninguna forma.
Esa es una de las cosas importantes acerca de dar; que ayuda a todos y no lastima a nadie.
Fue sólo un par de años después de conocerlo que encontré, a través de un tercero, a ese cliente que sin éxito había buscado, lo hizo un cliente principal de este orador amigo mío.
Ahora, probablemente podría haberle dicho de manera directa y haberle pedido ayuda pero yo no sentía que eso fuera muy correcto. No quería que él sintiera que porque había hecho un esfuerzo extraordinario por él, me debía algo. Me encontraba a gusto, sin embargo, pidiendo su consejo sobre cómo lo podría cazar yo mismo mejor.
Le dije, “Sé que éste es un cliente enorme tuyo y en ninguna forma estoy pidiéndote que hagas una conexión para mí. Me gustaría saber, sin embargo, ¿Cuál sería la mejor forma de contactarlo por mí mismo para que al menos le hiciera saber quién soy y cómo lo podría ayudar, a fin de que tenga la oportunidad para establecer y desarrollar una relación?”
Hombre, para acortar la historia, no se le ocurrió nada de eso. Dijo, “Tendré a este tipo llamándote.”
Y lo hizo.
Y ese cliente, a la vez entrega todos los compromisos financieros de subproductos que he tenido trabajando con esa compañía que durante los años han dado como resultado varios millones de dólares en ventas.
Y eso no fue lo primero, y ciertamente no fue lo único, en que dar primero literalmente ha rendido dividendos financieros grandes. Es la forma en que pongo a funcionar mi negocio; es la forma en que pongo a funcionar mi vida.
Dar primero funciona.
Hay una advertencia importante aquí, no obstante: No puedes dar con la expectación de reciprocidad directa o, en cuanto a eso, alguna reciprocidad.
Esto no funcionará si piensas, “¿Bueno, qué irá a hacer él o ella por mí?”
De esta manera puede que no obtengas nada a cambio. A no ser que algo probablemente antiguo, hecho fuera de obligación, y no inspirado por sentimientos de querer “conocerte, gustarte, y confiar” hacia ti de que otra persona producirá como respuesta que esta persona desee verte exitoso.
Mejor, da porque es bueno, sin la expectación de reciprocidad directa, y encontrarás que este principio es uno de los más verdaderos de las verdades universales.

Bob Burg habla internacionalmente sobre cuestiones de "Negocio en Networking" y "Habilidades Positivas de Persuasión". Sus libros "Referencias Infinitas" [Endless Referrals] y "Ganando Sin Intimidación" [Winning Without Intimidation] han vendido cada uno sobre 100,000 copias. Para subscribirte al boletín e-mail semanal gratis de Bob, visita www.burg.com

“El amor debe ser el principio conductor en toda nuestra donación.”
––James A. Decker, La Decisión Magnífica [Magnificent Decision]

18 –– Dar y Recibir:
Las Letras Pequeñas De Las Que Nadie Te habló

Por John Zappa
Mucho ha sido escrito acerca de la ley universal de dar y recibir, pero he descubierto en mis negociaciones con otros que a menudo hay una gran cantidad de malentendidos acerca de cómo aplicar el principio.
La noción general es que mientras más das, más recibes. Como siembras, así es que cosecharás. Todo eso es bueno y noble, pero creo que el malentendido de este secreto maravilloso podría fácilmente ser aclarado con una moraleja simple sobre la ley de dar. La moraleja es que no es lo que haces sino que por qué lo haces. La intención y la motivación lo son todo.
Lo que quiere decir esto es que sólo deberías dar si estás dando por la alegría pura de dar. Si das porque esperas recibir, derrotas el propósito. El universo no se engaña fácilmente.
Dar con el motivo de recibir es de hecho una afirmación de escasez. Decir que tienes que recibir simplemente porque has dado es decirle al mundo “no tengo lo suficiente.” Tu creencia pronto resultará ser correcta. La vibración de energía de escasez sólo atraerá más escasez.
Otra vez, como siembras, así es que cosecharás.
Muchas personas que conozco dan a regañadientes o se sienten despojadas una vez que han hecho un regalo de tiempo o dinero. Si das desde un sentimiento de obligación o de un sentido de sacrificio, el sentimiento fundamental es uno de escasez. Cubrir un sentimiento de escasez con una máscara de generosidad sólo conducirá a la decepción. No es lo que haces sino que por qué lo haces.
No pierdas tu tiempo dando con la expectación de recibir a cambio de tu inversión. Dios no es un cupo de acciones que intercambias en el NASDAQ (el código valor GODD). “Si doy, mejor recibiría alguna cosa a cambio.” Tal modo de ver procede de una posición de “No hay lo suficiente.”
Mientras algunas personas dan con motivos ocultos, hay otras que raramente dan nada por la creencia de, “No puedo permitirme el lujo.” Henry Ford siempre decía que existen dos clases de personas. Ésas que piensan que pueden y ésas que piensan que no pueden; Y que ambas tienen la razón. Tus creencias crean tu experiencia todo el tiempo.
Entonces en cuanto a NO dar. ¿Qué hacer en lugar de eso?
Mi experiencia personal sugiere esperar hasta que estés en el flujo con la vida. Todos tenemos cambios bruscos de ánimo. A veces nos sentimos bien, y a veces nos sentimos mal. Cuando te sientas bien, agarra esa oportunidad para dar desde un sentido de compartir la abundancia que es ya tuya.
Siendo agradecido de lo que sea que tengas en la actualidad, es mucho más fácil dar una parte de tu dicha a alguien más. En esos momentos, alcanzas el sentido de que hay más de donde vino eso.
Mi primera experiencia con el verdadero dar, al menos que recuerde, ocurrió durante una recaída de cáncer varios años atrás. Una vez que logré sobreponerme al shock inicial del diagnóstico, los aspectos espirituales dentro de mí comenzaron a despertarse y comencé a enumerar mis bendiciones.
Después de varios meses de quimioterapia, tuve la oportunidad de visitar la Ciudad de Nueva York durante la estación de Navidad. Mi doctor había decidido darme unas cuantas semanas de descanso para disfrutar los días de fiesta después de la quimioterapia, y una mini vacación era lo que necesitaba verdaderamente. Las luces de Navidad en NYC, el aire vivificante de invierno, y el hecho de que todavía estaba con vida me ponía en un estado de ánimo alto. Me sentía abundante y agradecido.
Una tarde rumbo a cenar con mi esposa y mi hermano, un hombre desposeído que estaba afuera del restaurante que habíamos elegido me preguntó si podría darle un dólar. Me sentía genial, y mejor le di $20. Esto a su vez lo hizo sentirse estupendo, y me hizo sentir incluso mejor de lo que me había sentido ese día. La sutileza importante para mí fue que había esperado a mi esposa y a mi hermano para entrar al restaurante antes de que le diera el dinero. Quería que el acto fuera anónimo, y no quería a nadie cuestionando la sabiduría de regalar un billete de $20 mientras estaba con licencia con un ingreso muy limitado. Si habría tenido que defender o justificar mis acciones a alguien, eso le hubiese quitado la alegría y la espontaneidad del momento.
En ese momento, no sabía lo que el futuro tenía guardado para mí, pero en ese instante las cosas eran perfectas. Me sentía bien, y no quería que alguien arruinara el sentimiento de ese momento diciéndome que fuera racional. Esperé hasta que nadie estuviera mirando para darle a este hombre algo de dinero me pareció la mejor manera de hacerlo.
Fue una situación beneficiosa para ambas partes. El tipo se sintió genial, y yo continué sintiéndome genial el resto de la tarde. Ese era mi secreto. Me sentía próspero sin razón aparente, e hice alguien sentirse próspero dándole 20 veces más de lo que había pedido o esperado. Estaba en el flujo de la vida en ese momento, y era la ocasión perfecta para dar.
Durante los siguientes pocos meses, mis pagos de incapacidad supuestamente “fijos” por alguna razón aumentaron un 20 %. No supe cómo ni por qué, y ciertamente no indagué.
No conocía la ley de dar y recibir en aquel momento en mi vida. Simplemente actuaba por puro impulso. Fue sólo después de que empecé mis estudios espirituales que vine a conocer este principio. Con mi comprensión nueva y el beneficio de la retrospectiva, comencé a ver la conexión.
El aspecto más importante de este principio para mí, y que es importante repetir, es recordar que no es lo que haces sino que por qué lo haces. Si estás teniendo un mal día, o estás de mal humor, no des solamente porque piensas que deberías. No hay crédito adicional para Dios, y no te beneficiará a ti o a la otra persona bajo esas condiciones.
En lugar de eso, espera hasta que tengas particularmente un buen día y te sientas genial. Entonces da mientras estés en ese estado, y observa lo que ocurre. Si estás haciendo cálculos para decidir cuánto puedes permitirte dar o preocupándote sobre lo que piensan otros que es sensato, no te molestes. Haz perdido el sentimiento.
Espera hasta que hayas vuelto al flujo y escoge una cantidad basada en tu primera intención. Da cualquier cantidad que te haga sentir bien y que no causará que te sientas más pobre porque hay mucho menos en tu cartera o en tu cuenta bancaria.
Esta ley universal puede tomar sólo un momento para entender, pero puede requerir de toda una vida para dominar con maestría. Pero solamente porque no la hayas dominado con maestría no quiere decir que no puedas divertirte practicándola. Haz la prueba, y deja que tu experiencia sea quien juzgue.

John Zappa es un asesor publicitario en Austin, Texas. Como un asilado de Corporate America, ahora elige inventar sus propios trabajos.

19 –– Cómo Conseguir Lo Que Quieres

Por Susie y Otto Collins
Parece un concepto tan extraño, pero cuando regalas lo que quieres ––en realidad obtienes más de eso.
Estamos viviendo la evidencia. Y he aquí el por qué...
Tenemos una relación increíble llena de mucho amor, pasión y una conexión profunda el uno con el otro y con nuestro creador.
Nuestras relaciones no fueron siempre como ésta. De hecho nuestras relaciones previas eran de muchas formas un espejo de lo que no queríamos.
Antes de unirnos, completamente libre el uno del otro, cada uno decidió que hiciéramos cualquier cosa que fuera necesario para crear la relación de nuestros sueños.
Por nuestra pasión por tener esta relación increíble, leímos cada libro, fuimos a cada seminario, oímos cada cinta y pasamos incontables horas hablando y discutiendo de relaciones tratando de resolver lo que se requiere para crear la relación de nuestros sueños.
¿Entonces qué hicimos después?
Empezamos a regalar amor.
Por nuestra propia pasión por el amor, el enganche y tener una gran relación ––empezamos a compartir con otros lo que habíamos descubierto.
Como resultado de nuestro deseo por “regalar amor” y compartir con otros lo que nos hemos aprendido del amor, relaciones y felicidad, no sólo nuestra propia relación se ha hecho más profunda y más conectada sino que nuestra cuenta corriente ha crecido también.
Las personas comenzaron a preguntarnos qué hacíamos para crear una relación tan genial.
Entonces en 1999 iniciamos un boletín on line sobre las relaciones y el crecimiento personal.
Simplemente compartimos consejos e ideas que usábamos para crean una relación genial.
En otras palabras regalamos lo que la mayoría queríamos: Amor.
Ahora, casi 20,000 personas reciben gratis nuestro boletín de prensa semanal de la Relación de Oro.
También hemos escrito tres libros sobre las relaciones incluyendo La Magia de la Comunicación [Communication Magic], ¿Deberías Quedarte O Irte? [Should You Stay Or Should You Go?] Y Creando la Relación Mágica [Creating Relationship Magic]. Tenemos otros dos proyectados.
No somos consejeros ni terapeutas. Simplemente compartimos desde nuestros corazones y vidas lo que sabemos del amor y las relaciones que deseamos y habíamos aprendido años atrás.
Lo que tenemos es tan genial que queremos que otros sepan cómo lo pueden tener también.
Hemos descubierto que al igual que el dinero, hay una abundancia de amor que está allí queriendo ser conectada.
Simplemente hemos de estar dispuestos a estar abiertos a eso.
Lo que queríamos más que cualquier otra cosa era una relación profunda, conectada y cariñosa.
Estamos ahora encantados de decir que con cada otro tenemos el tipo de relación que queremos.
Como resultado de regalar amor ––sólo no recibimos amor–– sino que ahora estamos siendo recompensados con abundancia financiera también.
Es un universo abundante en el que vivimos.
Da, Da y Da.
Habrá más de donde provino eso.

Susie y Otto Collins son Orientadores de Relaciones, Autores y Matrimonio de Ohio. Para más información sobre sus libros, cintas, seminarios o suscribirse a Gold Relationship, su boletín semanal gratis en línea, visita sus sitios Webs en

Http://www.collinspartners.com o
Http://www.RelationshipGold.com

20 –– Qué Dar Cuando No Tienes Nada De Dinero

Por Christopher Guerriero
Hace unos dos años atrás, aun cuando tenía varios negocios de alto ingreso, tenía muy poco ingreso personal de esos negocios ––pero a pesar de eso sentía una pasión por dar–– pero verdaderamente no tenía nada que dar (o así pensaba).
Durante los meses que dejé el diezmo (dar), me encontré con que las cosas se pusieron aun más difíciles ––de hecho–– incluso con campañas probadas de mercadeo que mi corporación había ejecutado muchas veces en el pasado dejaron traer ingresos. A veces sentía como si había una nube oscura siguiéndome.
Sabía por años de experiencia que mientras más daba, más recibiría a cambio, pero otra vez, tenía poco para dar (financieramente) y varios negocios que sustentar, junto con todas las familias de los empleados que iban con cada uno de esos negocios.
Lo que aprendí en aquellos días fue que mi donación no necesariamente tenía que venir desde mi cuenta bancaria. Y que durante las vacas flacas, no necesitaba dar dinero. Simplemente tenía que mantenerme "dando" para ayudar a establecerse a todo los receptores que estaba en provisión para mí en años posteriores.
Aprendí que cuando dejé de dar, literalmente atasqué todo el bien que Dios tenía guardado para mí. Así es que empecé a dar lo que tenía ––tiempo, oraciones, y mucha ayuda para esos que necesitaban de mi ayuda especializada.
Cuando miro al pasado, veo esos años de escasez como una prueba para ver si podría aprender a dar aun cuando parecía que dolía hacerlo. También recuerdo y le doy gracias a Dios por la experiencia y por lo que me enseñó ––que fue–– nunca dejar de dar. Puedo cambiar la forma de mi diezmo, incluso puedo cambiar la cantidad de mi diezmo, pero nunca dejaré de diezmar.
Ahora diezmo tanto como puedo financieramente, luego puedo suplir la diferencia en alguna otra categoría. Siempre financieramente diezmo primero, porque para alcanzar las metas que tengo en la vida necesito que mucho dinero circule a través de mí y mis negocios.
Ha sido mi experiencia que dar es el secreto para conservar dinero, éxito, salud, amor y felicidad circulando en tu vida.

Christopher Guerriero, Autor del best-seller "Maximiza Tu Metabolismo –– ¡Duplica tu metabolismo en 30 días o menos! [Maximize Your Metabolism - Double your metabolism in 30 days or less]. Ve

Www.MaximizeYourMetabolism.com

21 –– Me Llevó 30 Años Aprender Este Secreto

Por Richard Webster
Siempre he dado, pero curiosamente, daba de miedo.
Si alguien me pedía dinero, siempre me preocupaba. Si no pedían, pasaba de largo sin ofrecer nada.
Mi manera de pensar era que si alguien pedía, tenía opciones de decir “sí” o “no.” Si les daba dinero, quería decir que siempre tendría dinero. Si decía que “no,” de forma subconsciente atraía una escasez de dinero.
Así es que era el miedo de tener una escasez de dinero lo que me hacía dar. Por supuesto, aunque daba, siempre eran cantidades pequeñas. El Premio Richard Webster Popular Fiction cambió mi vida. Se desarrolló de un almuerzo ligeramente ebrio que tuve con algunos amigos escritores. Nos quejábamos del hecho de que a los autores de ficción popular les costaban esfuerzo publicar y recibir algún reconocimiento. Los escritores de ficción literaria recibían donaciones y otros prospectos para publicar sus trabajos, pero los escritores comerciales no recibían nada. Anuncié que lanzaría un premio, con un galardón de $1,000. Mis amigos se rieron, y la conversación se fue a otras cosas.
Sin embargo, el pensamiento permaneció conmigo, y con el tiempo decidí llevarlo a cabo. Debo admitir que mis motivos eran egoístas. Pensaba que teniendo un premio con mi nombre en él aumentaba mi nombre y mi reputación, y que eso podría ayudar las ventas del libro.
Conocí a un editor que estaba preparado para publicar el ganador, y dos años atrás lo emprendimos. Aumenté el primer premio a $5,000, y agregué un segundo premio de $1,000. Esto parecía ser una enorme cantidad de dinero a regalar.
Para mi placer, el premio aumentó mi exposición, y di docenas de artículos a periódico y entrevistas de radio. No pienso que algún escritor alguna vez haya patrocinado un premio para otros escritores antes, y esto lo hizo noticioso. Me sentí bien de hacerlo, pero no esperaba algún otro beneficio.
Sin embargo, para mi asombro, este premio pareció abrir una compuerta del dinero.
Mis ventas del libro aumentaron.
Las ventas para derechos extranjeros de idioma para mis libros redoblaron, y recibimos ofertas pagadas para hablar alrededor de todo el mundo.
Mi ingreso, que viene enteramente de mis libros, quedó más que duplicado en los primeros doce meses.
Naturalmente, ahora soy bastante más generoso de lo que estaba acostumbrado a ser. Me fascina regalar dinero. Y mientras más regalo, mejor que me pongo.
Deseo haber aprendido este secreto treinta años atrás.
Richard Webster vive en Nueva Zelanda y ha escrito numerosos libros, incluyendo "¿Es Psíquica Tu Mascota?" [Is Your Pet Psychic?] Ve sus sitios Web en

Www.psychic.co.nz y www.richardwebster.co.nz

“Actúa rico. Habla prósperamente. Se una avenida libre a través de la cual las riquezas puedan pasar hacia todo. El mundo necesita aprender la ciencia espiritual de la riqueza, y tu casa puede ser un aula.”
––Annie Rix Militz, Ambas Riquezas y Honor [Both Riches and Honor]

22 –– Cómo Dar y el “Swiping” Condujo al Ingreso Pasivo

Por Larry Dotson
Fue volviendo a septiembre, 2001 cuando terminé un e-book titulado El Archivo Swipe del Escritor Hipnótico [The Hypnotic Writer's Swipe File]. El término “archivo swipe” fue acuñado por los publicistas que acumulaban ventas generando palabras y frases a lo largo de sus carreras para modelar y usar en sus cartas de ventas.
Mi problema fue que no estaba seguro de cómo iba a comercializar el e-book. En realidad no tenía un cliente específico en el momento. Así es que decidí pedirle a Joe Vitale que se hiciera coautor del libro conmigo por una parte de las ganancias. Estaba dispuesto a otorgarle crédito de la autoría y a compartir las ganancias con él, también.
Sabía que la serie de “E-Books Hipnóticos" de Joe ya estaba calificada y era famosa. Cuándo piensas en la escritura hipnótica, copywriting, y marketing, piensas en Joe Vitale, “El Primer Escritor Hipnótico y Comercializador del Mundo.”
Joe estuvo de acuerdo. Él escribió una introducción verdaderamente hipnótica para el libro, le agregó mucho de su material que yo ya había compilado, y lanzamos nuestro libro más tarde ese mismo año.
El resto es historia. Desde ese primer e-book, Joe y yo hemos co-publicado 7 e-books hipnóticos más.
Y cuando Joe pensaba escribir un e-book sobre “Historias hipnóticas” por él mismo ––lo cual obviamente es capaz de hacer–– me pidió si quería ser el coautor de eso. Él no tenía que hacer eso. Pero debido a que le di, él estaba de humor para darme a mí. El resultado fue un bello e-book llamado Historias de Ventas Hipnóticas [Hypnotic Selling Stories].
Dando a Joe, y él devolviéndome, ambos recibimos. Hacemos una buena cantidad de dinero todos los meses de nuestros e-books, y cultivamos una fuerte amistad en línea y una relación comercial sólida. Hasta la fecha, todavía no nos hemos conocido en persona, ni incluso conversado por teléfono. Toda nuestra co-autoría ha sido hecha por e-mail únicamente.
Y todo eso vino de dar.

Larry Dotson es el coautor de varios libros conmigo. Ve
Http://www.HypnoticWritingSwipeFile.com

23 –– Cómo Dando Hice De Un Libro Un #1 Best-Seller

Por Mike Litman
Durante el curso de un año, trabajé para acumular tanto contenido y valor altamente impactante [life-changing] para los lectores de mi boletín: Información que literalmente los haría destacarse de lo que en comparación ponen otras revistas electrónicas en Internet.
Cada semana, me preguntaba estas preguntas, “¿Cómo puedo hacer más de la cuenta para mis apreciados lectores?” Y “¿Cómo puedo darles más de lo que alguna vez esperarían?”
Mis suscriptores del boletín empezaron a amarme a mí y a mi trabajo más y más. Continuamente les daba todo lo que podría.
A mediados del 2001, escribí un libro. Un montón de editores del libro se burlaron de nosotros diciendo, “Nadie leerá tu libro Conversaciones con Millonarios [Conversations With Millionaires]. Nadie quiere leer tus conversaciones reales desde su programita de radio.” Así es que caímos en este largo camino solos.
Mi coautor, Jason Oman, y yo fuimos escritores de primera instancia, auto-publicando un libro solos. No sabíamos qué hacer. Pero sabíamos que teníamos una lista de seguidores fieles. Todo lo que teníamos que hacer era pedir la ayuda de ellos.
Lo que los editores no entendían era que teníamos a miles de personas dispuestas a ayudarnos por cómo primero les habíamos regalado y servido.
Ese es el poder de lo que yo llamo Loverage.
¡En 18 de enero, 2002, 76 días después de la edición del libro, sin gastar dinero en publicidad, relaciones públicas y dar conferencias, derribamos a John Grisham del top de Amazon.com y lo mantuvimos!
Teníamos por nosotros mismos un libro #1 best-seller.
¡Además, nos trajo sobre unos $31,070 en ventas!
El poder de dar conduce al manantial de recibir.
Hemos recibido una abundancia de dinero, amigos nuevos, y un 'camino' que nos ayuda mucho. También, el libro ya se ha sido traducido a tres idiomas.
Desde entonces este 'libro pequeño que podría...' ha estado tocando las vidas de decenas de miles de personas, todo porque cuando das sin esperar nada a cambio, recibes más de lo que alguna vez podrías querer. Como siembras, así es que cosecharás.
Cuando se burlen de ti porque quieras servir y dar, piensa en la historia de Conversaciones con Millonarios [Conversations With Millionaires]. Mike Litman es el coautor del libro #1 best-seller “Conversaciones con Millonarios.”

Http://www.mikelitman.com

24 –– El Principio De Dar Y El Fenómeno Hipnótico Del Intercambio

Por Allen D'Angelo
Hace muchos años atrás descubrí el Principio de Dar casi por accidente.
Inicialmente, alrededor del 1994, me fijé en que varios clientes comerciales me enviaban acentuadamente más referencias después de que les enviaba una caja enorme de Chocolates Godiva como agradecimiento por su negocio. Noté que los clientes que recibían chocolates les daban mis referencias a 40 % más de clientes para mí, que los clientes que no recibieron mis regalos sabrosos. En realidad, años atrás antes de mis esfuerzos de dar chocolates la mayoría de mis clientes no daban referencias de mí. En absoluto ––y podría agregar, en esos días de una manera muy regular.
Un día al recibir un enjambre de referencias decidí hacer más profundo mi compromiso de dar. Al comienzo, honestamente, lo secundaba unas razones egoístas. Estaba simplemente impulsado por lo que parecía ser una relación fuertemente causal entre dar y recibir. En aquel entonces todo lo que sabía era que tenía que aprender más porque reconocía un aspecto nuevo, casi misteriosamente poderoso, de dar en el trabajo tras estas perspectivas.
Por primera vez entendí claramente que de alguna forma en el diseño inmenso de la vida somos recompensados en relación directa con el valor que creamos para otros. Había oído una vez que el secreto para la riqueza abundante estaba en crear valor masivo para otros. Pero, basado en mis experiencias nuevas, ahora descubría con un fervor cándido y renovado que el Principio de Dar era la clave para facilitar ese flujo de riqueza dentro de mi vida.
Mi compromiso egoísta por descubrir más sobre dar pronto condujo a una forma de vida de la que más tarde me di cuenta que continuaría echándome combustible bastante más espiritualmente del que alguna vez lo haría económicamente. Poco pasó desde que me di cuenta que el descubrimiento aparentemente raro como un florecimiento de rosa pronto se abriría de par en par dentro de un jardín del edén interno para mí.
Conduje varios experimentos muy poderosos referente al tema de cómo dar conduce a recibir. Hice uno más profundo, menos egoísta, pero más un compromiso de auto-iluminación. Estaba fuera de mi curiosidad simple por ver cómo podría cambiar las vidas de otros a través de profundamente compartir el valor como una práctica de negocio normal y de vida.
Empecé dando más que meramente confites de chocolate ––aunque Godiva ciertamente apacigua los recovecos más profundos de mi alma. Di consejo de valor. Dí horas extras gastadas con clientes, libros electrónicos, y artículos recortados enviados a amigos sobre sus pasatiempos favoritos. Di tanto como pude a esos con quienes tenía una influencia de cliente habitual.
Si alguien se cruzaba en mi camino, creía que era para un propósito causal superior y simplemente compartía el nivel más apropiado de valor que podría con esa persona. Lo hice de cada día, con una persona a la vez. Lo hice con mis listas de participantes comerciales exclusivos del mastermind. Lo hice con los destinatarios de mi lista electrónica.
Para mí, se sentía como mágico. Fluía fácilmente. Transformó mi alma. Reemplazó el marketing caro de mis negocios. Lo mejor de todo, mi castillo interior se remontaba en el cielo más alto con cada persona cuya vida tuve el privilegio de tocar.
Pronto mi objetivo oculto era causar que todo el mundo con quien contactara pensara en mí como en un creador de valor. Mi meta era convertirme en una fuente abundantemente caritativa. Así, tenía una corazonada de que si me enfocaba más en abrir el portal de mi corazón a las necesidades de otras personas dando, causaría que el portal de la fuente de mi corazón se abriera de par en par hacia mí.
Entonces actuar sobre el Principio de Dar primero induce la abertura en otros. Éste es un precursor poderoso para la construcción de relaciones de negocios, personales y cualquier otra.
Luego descubrí que como un creador de valor debo dar sinceramente, desinteresadamente, abundantemente, fácilmente, con absolutamente ninguna expectación de una recompensa inmediata directa. También me di cuenta de que debo ser equilibrado en dar para respetar el valor del mercado de los regalos que di. Los regalos no son sólo reflexiones de nosotros, sino que son porciones reales de experiencia de nosotros mismos encarnadas en expresiones externas.
Lo mismo va por ti, también. Cada regalo que das que tiene un significado excepcional y el valor para tu receptor es de hecho una porción de ti mismo.
El regalo es una parte de ti que se extiende a lo largo de todo, hace un punto de conexión y crea una relación poderosa de unión edificadora para tu receptor.
El acto de otorgarle valor otros ejerce una influencia sobrenatural positiva en cualquier receptor que entiende y aprecia tu regalo.
Poco después de comprometerme al Principio de Dar como una filosofía de la vida, comencé a notar que realmente estaba ocurriendo un fenómeno notable del subproducto.
Como discípulo de la Mentalidad y Principios Hipnóticos de Joe Vitale, titulé a mi única observación “Fenómeno de Intercambio Hipnótico” debido a que describe un resultado de dar que es tan sutil que vuela bajo el radar de la mayoría de la “detección de rechazo” consciente de la gente.
El Fenómeno Hipnótico de Intercambio es éste:
El receptor de mi regalo valioso sin saberlo entra en un cambio psicológico igual implícito conmigo instantáneamente en el momento de recibir lo que les doy.
Así es. Recibiendo lo que libremente había dado a ellos, mis receptores se estaban programando para buscar cada forma posible para devolverme algo de valor igual. A veces sería a través de una palabra amable que decían sobre mí a un amigo. A menudo sería una referencia para dos o tres otros socios comerciales.
A menudo contactaría a alguien para preguntarle si recibieron un regalo que les había enviado a ellos, y usualmente se desbordaban de gratitud. En esos tiempos me di cuenta de que mis regalos eran como semillas plantadas que producirían una buena cosecha en un tiempo muy razonable.
Es vital recordarnos a nosotros mismos de la importancia de dar algo que tenga un valor verdadero, percibido como grande para esos a quienes eliges entregarles tus regalos.
La psicología del comportamiento humano es relativamente atemporal. Los filósofos maestros de los siglos pasados comparten los secretos increíbles sobre el Principio de Dar. Aquí hay una prueba pequeña:
Eric Hoffer, del siglo 20, profundo filósofo de Estados Unidos, dijo, “Alguien nos da todo lo que tiene y somos suyos.”
En el siglo 20 el filósofo Alemán Walter Benjamin dijo, “Los Regalos deben afectar el receptor al punto de shock.”
Jean de La Bruyere, escritor francés del siglo 17, dijo, “La Generosidad yace menos en dar mucho que en dar en el momento oportuno.”
El filósofo Chino del Siglo 6, Lao-Tse, dijo, “El sabio no acumula. Habiendo otorgado todo lo que tiene a otros, todavía tiene más. Habiendo dado todo lo que tiene a otros, todavía es más rico.”
Mi obra principal y más reciente, de sobre dos años de desarrollo, se ha expandido para instar a otros a dar niveles extremos de valor. He trabajado duro para verter exitosamente la influencia de mis queridos amigos que son escritores y redactores famosos que dan un valor masivo a través de mí.
Éstas son personas que se han ganado el derecho de ser llamados ricos y famosos porque han vendido millones de libros usando el Principio de Dar. Son profundos maestros y colaboradores en nuestro mundo moderno. Ahora libremente comparten sus secretos contigo.
Estos maestros colaboradores incluyen a Joe Vitale (Spiritual Marketing), James Redfield (The Celestine Prophecy), Dick Bolles (What Color Is Your Parachute?), Dave Chilton (The Wealthy Barber), y muchos otros.
De acuerdo con mi compromiso por convertirme en un creador extremo de valor, doy sobre cualquiera que visite: Http://www.TotalBookMarketing.com sobre $468 que vale el valioso libro de publicidad, e-book, y compenetraciones mercadotécnicas infopreneur de maestros que han hecho millones y ha regalado bastante. Incluyen las mejores mentes que alguna vez he conocido o con las que he trabajado sobre 14 años de publicación, marketing y asesoría.
Sobre todo, cuando visites a TotalBookMarketing.com serás alentado, ennoblecido y abrumado para ver que hay personas que verdaderamente quieren ayudar a otros. Quienes actúan para dar anteponiendo las necesidades de otros a sus propias necesidades. Ese sólo es un testimonio de dar ––que funciona y funciona bien.
Interesantemente, Joe Vitale fue uno de los primeros amigos que se lanzaron sobre la oportunidad para contribuir con “TotalBookMarketing.com.” Joe es el máximo creador de valor que conozco ––porque él pone su corazón en dar y siempre comparte todo el valor que tiene.
Aprende y hazlo.
Para ver un gran ejemplo del Principio de Dar y el Fenómeno Hipnótico del Intercambio en el trabajo en la Internet, visita el sitio Web de Allen en http://www.TotalBookMarketing.com.

“Un regalo con reservas no es un regalo; es un soborno. No hay promesa de crecimiento a menos que demos libremente. Suelta el regalo completamente. Reconoce el alcance universal de la ley. Entonces el regalo tiene posibilidad de salir y regresar multiplicado. No hay manera de expresarlo hasta dónde la bendición pueda viajar antes de que regrese. Es un hecho bello y alentador que en el tiempo en que regresa, mientras a través de más manos y más corazones bendice. Todas estas manos y corazones le añaden algo a eso en sustancia. Eso es amplificado incluso más cuando regresa.”
––Charles Fillmore, la Dinámica para Vivir [Dynamics for Living]

25 –– Por Qué El Dar Realmente Es Venta Oculta

Por Jo Han Mok
Escuchaba el set de cintas best-seller Nightingale Conant de Joe Vitale, El Poder de Marketing Escandaloso [The Power of Outrageous Marketing].
La voz hipnótica de Joe me llevó en una travesía.
“¿Quién era el VERDADERO beneficiario detrás de Cuerpo Para el Reto de la Vida [Body For Life Challenge] de Bill Phillip?” Él preguntaba en las cintas.
Sonaba en mi cabeza y repercutía las paredes de mi cerebro como una pelota de goma. Yo estaba pensando profundamente.
Probablemente hay apenas un alma en este planeta que no ha visto esa foto increíble del “antes” y “después” y cómo Cuerpo Para el Reto de Vida radicalmente ha mejorado sus vidas. Las personas fueron tocadas. Las personas estaban motivadas. ¿Quién no quería emprender su propio Cuerpo Para la Campaña de Vida y tratar de ajustarse así?
Pero aparte de implementar su solución aeróbica de 20 minutos y sus 6 comidas sanas con solamente calidad libre de grasas, baja en calorías, ¿qué más necesitas para acelerar tus resultados? ¿No es de asombrarse que los Suplementos de EAS aparezcan inmediatamente justo en tu cabeza?
Bill Phillips era el director general de EAS en aquel entonces. Ahora probablemente está disfrutando de la vida en alguna isla tropical de algún lugar, saboreando su Myoplex Deluxe.
¿Cuánto piensas que EAS hizo desde Cuerpo Para el Reto de la Vida, y todas sus otras fuentes de ingreso secundario como su revista Muscle Media que promueve más suplementos EAS e historias de éxito de Cuerpo De por Vida [Body For Life]?
¿Cómo te sentirías si cada historia de éxito acreditara el éxito sensacional de los suplementos EAS y si nunca lo hubieran hecho sin la ayuda de EAS?
¿Querrías salir corriendo a tu barrio conocido GNC a comprar un camión lleno de esas cosas?
“¿Quién era el VERDADERO beneficiario detrás de Cuerpo Para el Reto de Vida de Bill Phillip?”
Adivina.
¡Incluso superficialmente, Bill Phillips les dio esperanza a personas con sobrepeso y cambió la vida de centenares de miles, y reafirmó a las personas, que lo podrían hacer, también! Y por supuesto, la categoría no vista que tras esa declaración se insinuaría (si usaban Suplementos EAS).
Sentí una revelación sensacional de la clave VERDADERA para desatar el secreto de la riqueza y la abundancia.
¡Dar realmente es venta oculta!
La verdad de vender es, que si vas a vender algo, te encontrarás con la resistencia. No importa si eres un Zig Ziglar o no. Incluso Zig Ziglar no podría lograr una tasa de cierre de ventas de un 100 %.
¿Pero si quieres DAR algo, adivina cuánta resistencia encontrarás?
Cero. Zilch. Nada.
No sólo NO te encontrarás con nada de resistencia, sino que las oportunidades son personas que correrán a AGARRAR tu regalo con los brazos abiertos. No pueden sino amarte y pensar cosas buenas de ti cuando les das algo.
Cuando comencé escribiendo ejemplares me ofrecí para escribir gratis. Puse 10,000 % de mí mismo en estos servicios GRATIS.
¿Quedaron impresionadas las personas? Puedes apostar a que sí. ¿Les gusté yo? ¿Cómo podría no gustarles? Me regalé entero gratis.
¿Cómo pensarás que mis clientes gratis se sentirían sobre mí cuándo comienzan a ganar toda una vida de ganancias desde una carta de ventas que escribí para ellos ––gratis?
¿Si todo lo que yo pedía era simplemente un testimonio para mis servicios prestados, qué clase de testimonio escribirían para mí?
¿Tendrían algún problema escribiéndome un testimonio delirante?
¿Estarían dispuestos dar mis referencias a MÁS clientes para mí?
¿Gané credibilidad de todos los testimonios que adquirí? ¿Hice de mi donación mi trabajo?
Pienso que sí. Literalmente tengo a las personas golpeando a mi puerta pidiéndome que les escriba un ejemplar a ellos.
Resumen: Superficialmente, es como me regalara a mí mismo como publicista. Enmarquemos eso: ME VENDÍ como publicista.
Claude Hopkins dijo, “¡La mejor forma para vender cualquier cosa es regalar una muestra gratis!”
¡Vendía, a través de dar! ¿Puedes pensar en un método MÁS PODEROSO para vender?
Creo que no.
Uno de los motores más energéticos tras dar es la Ley de Reciprocidad. Es la naturaleza humana querer devolver cuando recibes algo gratis.
Los Hare Krishnas sabían eso, y se divertían a lo grande solicitando fondos acercándose a las personas y metiéndoles flores en sus bolsillos.
Piensa en eso. Te sentirías literalmente obligado a dar de vuelta si quedaste atrapado en la misma situación.
Ese ser dijo, sin embargo, la clave VERDADERA para dar es no esperar nada a cambio. No puedes dar si esperas recibir. Un regalo te costará algo. Para calificarlo como regalo, TE DEBE COSTAR algo.
El Rey David de la Biblia expresa esto mismo apropiadamente cuando tenía un asunto con sacrificios por fuego y dijo:
“¡No le ofreceré al Señor algo que no me cuesta nada!”
Parece paradójico, pero si das nada de expectación, recibirás MÁS porque nunca esperaste nada a cambio.
Medita sobre eso.
Finalmente, no es mi intención predicarte, pero algo metafísico ocurre cuando diezmas. Un diezmo simplemente le ofrece de vuelta 10 % de tu ingreso bruto a la sociedad.
En la religión organizada, es considerado como la devolución del 10 % para Dios.
Cuando haces eso, no sólo experimentarás el cumplimiento espiritual, sino que también abrirás más portales de acceso para que recibas más abundancia en tu vida. Lo puedes ver como un buen karma.
Como un hecho interesante, el área del diezmo es la única parte en la Biblia cristiana que le permite a los cristianos realmente DESAFIAR a Dios diezmando, en Malaquías 3:10:
“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.”
Puedes o no inclinarte a esto, pero como mi autor favorito C.S Lewis elocuentemente lo pone así:
“Es una situación de la que ambos salen ganadores. ¡En cualquier cara de la moneda, tú ganas!”
Selah.

Jo Han Mok es mi coautor en el libro, “E-Code.” Él es el Director de mi Instituto Hipnótico de Marketing en http://www.HypnoticMarketingInstitute.com, Presidente de la Empresa de Ganancias Súper Rápidas, y ha sido presentado en el #1 Show de Desarrollo Personal de América al lada de Tony Robbins, Mark Victor Hansen y otras personas top de éxito, como el primer experto de la Internet en Joint Venture Marketing. Visita su sitio y entérate cómo Jo Han Mok puede hacer explotar tus ventas y triplicar tu tiempo libre en menos de 7 días. Ve su sitio principal en http://www.SuperFastProfit.com

26 –– La Pareja Que Creó Un Imperio Espiritual Libre de Deudas

Quiero acabar este libro con una historia o dos, y después con una llamada a la acción.
El éxito de Iglesia Unitaria [Unity] es otro caso en cuestión.
Fundada en 1889 en Kansas City, Missouri, por Charles y Myrtle Fillmore, La Escuela Unitaria de Cristianismo [Unity School of Christianity] es la comandancia del mundo del movimiento Unitario [Unity Movement]. Después de la notable sanación de la señora Fillmore usando la oración y las afirmaciones, muchos amigos se interesaron en cómo logró ella su milagro de sanación. Desde esos círculos pequeños de oración en salas de estar, el Unitarismo se incrementó.
Charles y Myrtle Fillmore lograron acumular todo el dinero que necesitaban para construir y agrandar su nuevo negocio. Hoy la Iglesia Unitaria es una comunidad de personas que están interesadas en los mensajes prácticos y prósperos de lo divino. Hoy su radio de acción se expande por todo el mundo. Lo han hecho con nada, y permanecen libres de deudas.
No fue hasta 1942 que el secreto verdadero del apoyo financiero de Fillmore fue revelado. Según el libro de Charles Braden, Espíritus En Rebelión [Spirits In Rebellion], Fillmore había creado una ahora-famosa “Dedicatoria Y Convenio” el 7 de diciembre, 1892, que dice así:
Nosotros, Charles Fillmore y Myrtle Fillmore, marido y mujer, mediante esto dedicamos nuestros seres, nuestro tiempo, nuestro dinero, todo lo que tenemos y todo lo que pensamos tener, al Espíritu de la Verdad, y a través de eso, a la Sociedad de la Unidad Silenciosa.
Siendo entendido y acordado que dicho Espíritu de Verdad dará en nosotros un equivalente por esta dedicación, en tranquilidad de espíritu, salud de cuerpo, sabiduría, comprensión, amor, vida y suministro abundante de todas las cosas necesarias para pagar cada necesidad sin hacer más de estas cosas el objeto de nuestra existencia.
En la presencia de la Mente Consciente de Cristo Jesús, este día 7 de diciembre, 1892 A.D.
Como Charles Braden procede a explicar en su libro, “Los Unitarios nunca ha puesto un precio en sus servicios aparte de uno nominal, debido a una condición legal, en sus ediciones. El Unitarismo ha dado sin restricciones, y todavía parece haber dinero siempre disponible para responsabilizarse por cualquier necesidad obvia.”
¿Qué mayor prueba necesitas que confiar en que las leyes espirituales te proveerán de todo lo que alguna vez necesites?
Y la más grande de estas leyes es dar.

27 –– Cómo Decirte Si Serás Rico

¿Quieres saber si alguna vez serás rico?
Hay una forma simple de saberlo.
Simplemente contesta esta pregunta:
¿Das libremente, habitualmente, generosamente, sin expectación de regreso y con un corazón jovial?
Si tu respuesta es sí, probablemente ya estás bien económicamente.
Si tienes un no en cualquier parte de la pregunta, entonces échale un vistazo a eso, suéltalo, y comienza a dar libremente, regularmente, generosamente, sin expectación de regreso y con un corazón jovial.
El camino está claro.
Dar es el camino [way].

28 –– ¿Dónde Darás Hoy?

Ahora es tu turno.
¿Dónde darás hoy?
Pregúntate: ¿Dónde recibí la mayor parte de la alegría?
Anota tus respuestas.
_______________________________________________________
_______________________________________________________
_______________________________________________________
Ahora, si quieres más claridad, o más preguntas que te ayuden a saber donde dar dinero, pruébate estas por talla:
¿Dónde te recordaron a tu divinidad?
_______________________________________________________
_______________________________________________________
_______________________________________________________
¿Dónde fuiste animado a apostar por tus sueños?
_______________________________________________________
_______________________________________________________
_______________________________________________________
¿Quién te hizo sentir contento de estar vivo?
_______________________________________________________
_______________________________________________________
_______________________________________________________
Sean cuales sean tus respuestas, ahí es donde dar tu dinero.
Le puedes dar algo de dinero a la toda la gente o lugares que listaste arriba, o puedes escoger uno y darles algo ahora.
Y recuerda estos principios básicos:
1. Da libremente, sin expectativas.
2. Da anónimamente, de ser posible.
3. Da alegremente, con una sonrisa.
Haces una diferencia en el mundo cuando das.
Haces una diferencia en tu vida cuando das.
Haces una diferencia ahora mismo cuando das.
¡Da!

29 –– Los 3 Máximos Libros de Prosperidad de Todos los Tiempos

Estoy fascinado por la prosperidad.
Este año pasado leí un montón de libros sobre el tema. Aquí están mis tres favoritos:
La Semilla Financiera En Acción [Seed Money In Action] por Jon Speller ha resistido el paso del tiempo.
Este pequeño folleto de cuarenta años ha pasado a través de 53 ediciones, 1,000,000 copias vendidas, y ha causado que 40,000 personas les escriban a los escritores y los alaben.
El mensaje básico es que como tú das, tú recibirás diez veces a cambio. Este antiguo secreto ayudó a crear millonarios y billonarios por todo el tiempo, y todavía funciona hoy.
Hay un truco, por supuesto. Tienes que dar con una mentalidad de expectación sin juicio. Cuando lo haces, estás en el flujo. La mayoría de la gente que está en la quiebra practica el principio de la escasez, no el principio de la semilla financiera.
La mayoría de los que están teniendo problemas de dinero nunca incluso pensarían en regalar dinero, y mucho menos pensarían en la forma correcta de pensar MIENTRAS regalan el dinero. A pesar de todo ese es el secreto para la prosperidad en este célebre folleto.
Después está La Mente del Millonario [The Millionaire's Mind] escrita por dos autores de un país que nunca había oído antes del año pasado. Dos autores eslovenos escribieron un libro que vendió dentro de 15 días su país.
Cuando llegaron a mí, estaba escéptico. Cuando leí el libro, quedé asombrado. Aquí está un curso completo sobre cómo pensar como un millonario. Largo, detallado, práctico, y esclarecedor, continúa sorprendiéndome.
¿Quieres saber lo que sucedió en las primeras pocas horas tras anunciar la edición de ese libro?
– Un hombre alemán de negocios nos contactó queriendo comenzar a vender este libro electrónico en Alemania y a construir su propio sitio Web sólo para promoverlo a su público.
– Un ejecutivo Indio nos contactó queriendo encontrar formas de sacar a la venta este libro electrónico en la India, y también dijo: “Me emocioné tanto que decidí enviarte un correo de inmediato ya que siento que este libro puede ayudar a millones aquí en la INDIA.”
– El representante de un escritor escandinavo nos contactó queriendo traducir y publicar el libro en formatos impresos y electrónicos en Noruega.
– 15 personas nos contactaron inmediatamente queriendo vender este libro electrónico a través de sus sitios Web y revistas electrónicas.
– CENTENARES DE personas ordenaron el libro en nada más que cinco horas de recibir el e-mail.
– Docenas de personas escribieron desde el extranjero, rogando encontrar la manera de pagar por el libro y comprarlo ahora mismo.
– Todavía otros me escribieron, preguntando si el libro sería lanzado al mercado en cubierta dura (no este año).

Y todo esto en nada más algunas horas después de pre-lanzar al mercado el libro electrónico.
¿Esto es milagroso o qué?
Finalmente está el libro que co-escribí con Stuart Lichtman, llamado Cómo Obtener Montones de Dinero Por Cualquier Cosa Rápido [How To Get Lots Of Money For Anything Fast].
Stuart es un genio. Nunca he conocido a otro como él. Él ha pasado por lo menos cuatro décadas estudiando la mente inconsciente. El resultado es que él puede prender con alfileres los puntos donde nuestro inconsciente nos hace tropezar ––y nos muestra cómo corregirlo.
Esto es increíble. Donde antes de que establecerías una meta y te preguntarías por qué dejaste de decidirte por ello, ahora puedes descubrir por qué te detuviste a ti mismo ––y sacar el bloqueo. Este libro realmente describe cómo “aclararse.” Lo cual es un paso crucial en mi libro Mercadotecnia Espiritual [Spiritual Marketing].
Bien, déjame dar un libro más sobre la prosperidad.
Cuando Tom Pauley escribió su obra maestra, Soy rico Más Allá de Mis Sueños Más Descabellados, Yo Soy Yo Soy Yo Soy [I Am Rich Beyond My Wildest Dreams, I Am I Am I Am], él no sabía que empezaría un negocio nuevo.
Desde escribir ese libro ha procedido a enseñar e-classes basadas en su método simple, da tele-seminarios, tiene un contrato editorial por el libro, y ahora lo vende como libro electrónico, también. Su libro ayuda a las personas a crear milagros. Su libro me ayudó a manifestar la casa de mis sueños.
Si estás pensando en crear prosperidad, sugiero que te consigas todos los títulos de arriba. Todos son libros electrónicos así es que puedes gozar de ellos instantáneamente. Léelos mejor que el diario y te conducirán a mucha más ganancia.
Léelos y hazte rico.

Recursos:
La Semilla Financiera En Acción [Seed Money In Action] está aquí:
Http://www.mrfire.com/seedmoney.html
La Mente del Millonario [The Millionaire's Mind] está aquí:
http://hop.clickbank.net/hop.cgi?outrageous/vitale
Soy Rico Más Allá de Mis Sueños Más Descabellados, [I Am Rich Beyond My Wildest Dreams] está aquí:
http://hop.clickbank.net/hop.cgi?outrageous/tpauley
Cómo Obtener Montones de Dinero Por Cualquier Cosa Rápido [How To Get Lots Of Money For Anything Fast] está aquí:
http://hop.clickbank.net/hop.cgi?outrageous/fastmoney

Sobre el Autor

Joe Vitale es el autor del best seller internacional #1, Mercadotecnia Espiritual [Spiritual Marketing], el #1 best-seller de e-books de Escritura Hipnótica [Hypnotic Writing], y el #1 mejor vendido de los programas de audio de Nightingale Conant, El Poder del Marketing Escandaloso [The Power Of Outrageous Marketing], y otras numerosas obras.
Él también ha escrito libros para la Asociación Estadounidense de Mercadotecnia y la Asociación Americana de Gestión. Su libro más reciente, co-publicado con Jo Han Mok, es El Código Electrónico: 47 Secretos para Ganar Dinero en Línea Casi Instantáneamente [The E-Code: 47 Secrets For Making Money Online Almost Instantly].
Además de ser uno de los cinco especialistas en mercadotecnia más sobresalientes en el mundo hoy, y el primer escritor hipnótico del mundo, Joe es también un ministro ordenado, un practicante metafísico certificado, un hipno-terapeuta certificado, y un terapeuta certificado de Chi Kung. Él también tiene un grado de doctorado en la Ciencia Metafísica.
El Dr. Vitale actualmente vive en el Hill Country fuera de Austin, Texas con sus mascotas y su amor, Nerissa.
Para un catálogo de sus libros y cintas, para leer unas docenas de artículos gratis por él, o para suscribirte a su popular boletín electrónico gratis, ve su sitio Web principal en http://www.mrfire.com

Este E-Book es de la colección gratis disponible en http://www.positive-club.com/
Por favor siéntete en la libertad de enviárselo a tus amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada